Ciencia Salud Sanidad TIEMPO

SALUD | La temporada de alergias se adelanta debido al cambio climático

Según el alergólogo de Hospiten Ruperto González Pérez, “las mascarillas actúan como método de barrera para alérgenos y reducen la irritación por la calima”

EBFNoticias |

El servicio de alergología de Hospiten confirma que existen evidencias que relacionan el cambio climático con patologías como la rinitis alérgica y asegura que este año la temporada de alergias se ha adelantado como consecuencia de un aumento de las temperaturas.

El doctor Ruperto González Pérez, alergólogo del Hospital Universitario Hospiten Rambla, explica que el calentamiento global ha hecho que se adelanten las estaciones de polen. “En la actualidad estos períodos empiezan 20 días antes que hace 30 años”, concreta. Debido a este anticipo, las temporadas de polen se hacen más largas, por lo que el grado de exposición a los alérgenos es mayor. “Esto conlleva un incremento de los síntomas en los pacientes, limitando su calidad de vida durante estos periodos”, añade el doctor.

González pone el foco en Canarias, un caso que destaca por ser una región subtropical con alta presencia de aeroalérgenos ambientales como el polen o los hongos. Además, “la amplia humedad ambiental incrementa la proliferación de los ácaros en nuestras viviendas, siendo, así, el alérgeno más prevalente en el Archipiélago”, nos explica.

Sin embargo, la actual situación sanitaria relacionada con la COVID-19 ha supuesto una ventaja para los alérgicos. El especialista del Hospital Universitario Hospiten Rambla asegura que la mascarilla actúa como un eficaz método de barrera que limita el contacto de estos agentes con la mucosa nasal y bronquial. Asimismo, puntualiza que este elemento reduce la irritación que provocan las sustancias presentes en la polución y en la calima.

Por otro lado, el alergólogo recuerda que otras medidas relacionadas, como la higiene de manos o la distancia social, “han hecho disminuir el número de infecciones secundarias por virus respiratorios de predominio otoño-invernal que afectan con mayor frecuencia a los pacientes alérgicos”. También se muestra tranquilo respecto a las relaciones frente a las vacunas, asegurando que los casos de reacciones al compuesto son situaciones excepcionales y que deben ser valoradas individualmente.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario