Salud Sanidad Servicios públicos

PSICOLOGÍA | El colegio tinerfeño reivindica la presencia de estos profesionales en Atención Primaria

EBFNoticias |

Con motivo del Día de la Atención Primaria, este lunes 12 de abril, el Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz se reitera en la necesidad, imperiosa, de incorporar la figura del psicólogo a los centros de salud de las islas, para garantizar la salud integral de las personas, tal y como lo entiende y expresa la Organización Mundial de la Salud: «un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad».

Esto implica necesariamente contar con especialistas en Psicología en el que constituye el pilar básico de nuestro sistema público de salud para la prevención y, en su caso, para paliar los síntomas de trastornos psicológicos y emocionales que, hoy en día, tienen que ver, de forma añadida, con el impacto de la pandemia.

«Se estima que, de cada cuatro usuarios de Atención primaria, uno precisa atención psicológica. Pero en lugar de ser atendido por un profesional de la psicología, sobrecargamos al médico, que ante la falta de tiempo y de formación específica en salud mental, se limita a paliar el síntoma, medicando al paciente», explica la decana del COP de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Linares.  «Y esto es así, a pesar de estar demostrado que la psicoterapia en la aparición de los primeros síntomas de ansiedad o estrés evitaría la sobremedicación y, lo que es más importante, cronificar a pacientes, y hacerlos dependientes, a veces de por vida, de un psicofármaco», advierte.

La realidad actual es que un ciudadano de las islas solo tiene derecho al psicólogo en la atención especializada, y con una lista de espera de no menos de seis meses. Teniendo en cuenta, además, que en Canarias solo hay un psicólogo por cada 17.000 personas, aproximadamente.

Así que el COP tinerfeño entiende que la figura del psicólogo/a en los centros de salud no se puede demorar más, para facilitar el acceso normalizado de la población al especialista en salud emocional y psicológica, desde un recurso que, además ayudaría a reducir el estigma que todavía hoy envuelve a la salud mental.

«El cierre de la empresa, la muerte de un familiar, el confinamiento, las restricciones de movimiento, la pérdida de un empleo o estar en un ERTE, el no poder ver y abrazar a nuestros mayores, no poder despedir a un familiar, la frágil estabilidad de los ya anteriormente vulnerables…es el gota a gota al que estamos asistiendo en el sufrimiento de muchas personas y el deterioro de su salud mental, sin obviar el posible incremento del riesgo de suicidios. Razones más que evidentes para implementar todos los recursos necesarios para  acabar con la histórica discriminación y la falta de garantías en lo que  ha de ser el normal y fácil acceso al psicólogo en la sanidad pública canaria, y en concreto, en los centros de salud», concluye Carmen Linares.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario