FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Los ingleses quieren estabilidad | Salvador García Llanos

Desde Reino Unido llega un aviso inquietante que, a estas alturas del año y con el verano a la vista, el sector turístico español debe tener muy en cuenta. También en Canarias, donde la evolución de ese mercado es crucial –junto con los alemanes- para mantener niveles y expectativas. Los ingleses tienen un peso considerable en cualquier estadística que se precie.

El aviso, procedente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turoperadores Británicos (ABTA), después de que el gabinete del primer ministro Boris Johnson, haya recomendado seguir con el ritmo de desescalada previsto y no levantar la prohibición de viajes internacionales, al menos hasta el 17 de mayo próximo, el aviso –decíamos- consiste llanamente en que se hace indispensable reducir la situación de incertidumbre del denominado ‘semáforo COVID-19’ si es que se quiere normalizar la actividad y las compañías puedan responder con una operativa adecuada y sin sobresaltos. Y es que las empresas, según fuentes de ABTA, ya no saben de dónde sacar ideas imaginativas para mantener la demanda viva: concursos, estímulos, descuentos, flexibilidad… Que todo ello sirva para que las expectativas de 2022 tengan fundamento y buenos soportes.

O sea, que los ingleses parecen estar algo cansados y han hecho sus primeras advertencias. Ya se van haciendo a la idea de que la reanudación de los vuelos se hará más allá de ese 17 de mayo. El director ejecutivo de la Asociación, Mark Tanzer, se ha mostrado partidario de hacer el seguimiento correspondiente de ese sistema de semáforos una vez contrastados los informes globales de reactivación para hacer una evaluación segura… hasta donde se pueda. Las agencias británicas entienden que prioritaria una estabilidad que evite la situación del verano pasado, cuando se reanudaron los viajes a algunos destinos y al poco fueron desactivados, sin margen para reaccionar en sus determinaciones operativas.

Con respecto al semáforo, Tanzer indica que “es vital que el Gobierno aclare cómo va a ser la transición entre los niveles verde, ámbar y rojo, “tanto para ayudar a las empresas de viajes a planificar como para brindar tranquilidad a los viajeros”. Remarca que los destinos no deben ser cerrados inesperadamente a menos que los indicadores dicten que esto debe hacerse, de modo que “aquellos que estén verde deberán estar abiertos sin restricciones ni test innecesarios”.

Entonces, la petición de estabilidad resulta fundamental para ABTA que aboga por un restablecimientos de los viajes internacionales utilizando un enfoque escalonado que gestione el riesgo. Sin estabilidad, no hay perspectivas claras de recuperación. Es su mensaje. Justificado, desde luego en que deben esmerarse y hacer todo lo posible para captar la demanda latente. Las encuestas de ABTA muestran que el 63 % de la población espera reservar un viaje al extranjero y la asociación asegura que quienes quieran hacer ya sus reservas pueden hacerlo con total confianza, dada las ofertas de numerosas empresas entre sus miembros que «ofrecen términos extremadamente flexibles de reserva». Revelador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario