Actualidad Agroeconomía ALIMENTACIÓN Enología Gastronomía Hostelería ISLAS MULTIMEDIA CREACCION.TV SOCIEDAD VIDEOS

GASTRONOMÍA | Cuando ‘El Duende del Fuego’ hace de las suyas en Los Llanos de Aridane

Pedro Hernández.

EBFNoticias | Paco Almagro |

Las campanas de la iglesia de Los Llanos de Aridane dan las dos de la tarde y en la plaza pequeña, como la conocen todos en el pueblo, parejas y grupos de personas que curioseaban por la zona enfilan hacia el local de moda en la isla. Suenan los goznes de la puerta de la casona que preside la coqueta placita y queda franca la entrada al restaurante que es capaz de atraer clientes de todas las islas para conocer en primera persona qué se cuece en aquella casa, nunca mejor dicho.

Pasamos. El chef y propietario del local, Pedro Hernández, nos da la bienvenida y su efectivo equipo de sala hace el resto.

Los Llanos de Aridane.

Hemos reservado la mejor mesa sin duda, en la primera planta (hay otro comedor en la planta baja, junto a la entrada y un patio interior que también se usa como comedor).

Presidiendo el salón, en una enorme mesa de madera, nos disponemos los curiosos comensales que en silencio, como el resto de mesas, esperan a lo que vaya a pasar. Las espectativas son muchas y la curiosidad va en aumento.

Empieza el recorrido gastronómico por La Palma, que es a lo que hemos venido.

En lo que nos decidimos, llega a la mesa un queso de Garafía, con un año de curación y elaborado con cabras que pastan en libertad por ese agreste municipio.  Tras el queso, dos embutidos artesanales, elaborado por el propio Pedro Hernández.

Ambos embutidos están realizados sin leche y sin gluten, por lo que son aptos para intolerantes a ambas cosas y uno de los motivos, como pasa con toda la carta, que hace que este restaurante sea la meca de peregrinación de las personas que desean comer sin riesgos alimentarios.

Pinta bien la cosa.

Queso garafiano con un año de curación.
Chorizo de cabra, a la izquierda, y de cochino negro.

El pan. El gran protagonista de la carta. Hecho de forma casera, con su reposo y fermentación reglamentaria, está elaborado con trigo Barbilla, plantado y cosechado en la propia isla, gracias al anónimo trabajo de la Asociación Agroganadera El Frescal.

Mientras sopeteamos en un soberbio aceite de oliva virgen, llega a la mesa un jamón de cochino negro, elaborado tranquilamente durante dos días a unos 60 grados. Cuando se le mete la cuchara (el tenedor se hace casi innecesario) entendemos que el viaje y la espera ha merecido la pena.

Le sigue una ropa vieja de pulpo.

El pan lo hace cada día Pedro Hernández, con trigo palmero.
Jamón de cochino negro.
Ropa vieja de pulpo.

A estas altura de la comida, realmente un menú de degustación pactado con el chef para sorpresa de los comensales, discurre entre la curiosidad del origen insular de los ingredientes de cada plato, y el sabor en boca.

Todo está saliendo redondo.

Ayuda, y mucho, el buen vino de Fuencaliente, que sorprendió por su categoría.

Teneguía Tinto Listán Prieto (Mission’s Grapes), de Fuencaliente. Año 2015.
Bonito escabechado.

Se cerró el menú, antes de pasar a los postres, con un bonito escabechado, con pimientos asados y vinagreta de umeboshi al que siguió un arroz bomba ecológico con jarrete (lo siento, no hay foto pero lo pueden ver en el video de cabecera), que puso punto final a la liturgia de cuchara, cuchillo y tenedor, para pasar a las cucharillas de postres.

Helado de yogurth con compota de fresa y miel.
Helado de ron con pasas de uvas listán blancas y listán negro de Victoria Torres, macerado con leche de arroz.
Natilla de azafran con espuma.

Y acabó el menú, confirmando lo que todos esperábamos. Merece la pena el viaje a la isla bonita para disfrutarla y buscar un rato para dejarse caer por Los Llanos y esperar a que abra la puerta El Duende del Fuego.

Pero no olvide reservar antes.

Dirección:

Plaza Elías Santos Abreu, Plaza Chica, 2

38760 Los Llanos de Aridane

La Palma

Teléfono de reservas:  922 40 10 02

Inicio – El Duende del Fuego. Gastro Bar en La Palma

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario