Canarias Cultura ECONOMÍA E INDUSTRIA POLÍTICA Política Económica Servicios públicos SOCIEDAD

ADMINSITRACIÓN | El Gobierno canario presenta su agenda de desarrollo sostenible al sector cultural

EBFNoticias |

El Gobierno de Canarias continúa con el desarrollo de su agenda cultural 2030, “un plan de acción a escala global que integra las aspiraciones universales de progreso humano, económico, social y ambiental. Una oportunidad única para sentar las bases de una transformación global” según Juan Márquez, viceconsejero de Cultura y Patrimonio Cultural.

Dentro de ese proceso, se ha presentado al sector cultural de las Islas, en una sesión presencial y telemática, los siete ámbitos que permitirán elaborar propuestas para la acción de acuerdo con la evolución del papel de la cultura en las políticas públicas en sintonía con los derechos culturales, valor social, comunitario y desarrollo económico, que coincide con la organización del nuevo Instituto Canario de Desarrollo Cultural, que ya nace adaptado a la Agenda 2030 promovida por las Naciones Unidas.

La importancia de los valores y formas de vida cultural del pasado y del presente en la construcción de las identidades culturales en el desarrollo sostenible: El sistema cultural actual, entre sus diferentes dinámicas, ha de respetar las identidades culturales y las formas de vida heredadas situándose en el presente y en el futuro con atención a sus valores y aportaciones.

La vida cultural en común e institucionalidad cultural como forma de gobernanza. El sistema cultural en el desarrollo sostenible: Dentro de la amplitud del sistema cultural hemos de considerar las especificidades de los diferentes “subsectores” a ámbitos culturales como Patrimonio Cultural, Artes Visuales, Artes escénicas, Industrias culturales y creativas, Folklore, Educación Cultural, Turismo cultural etc…

El progreso del sector cultural y su contribución en el desarrollo sostenible: La expresividad humana, la creatividad y el talento cultural repercuten en la configuración de un ambiente o clima que favorece los procesos de innovación y cambio social con incidencia en sectores sociales y económicos. La dinamización de la propia vida cultural de la sociedad, además de cumplir con sus funciones ciudadanas, contribuye significativamente en indicadores de mejora de la calidad de vida y de la renta per cápita. El sistema cultural aporta insumos importantes a los indicadores de desarrollo social y económico.

Aportaciones

Las aportaciones y los impactos directos e indirectos del sistema cultural al desarrollo sostenible: Estamos en posición de evidenciar estas contribuciones a partir de indicadores que nos permiten presentar los impactos directos, indirectos e inducidos del sistema cultural en el desarrollo sostenible. Pero también de poner en valor, como se aprecia en el contexto contemporáneo, la importancia de considerar los aportes intangibles de la cultura a la cuenta del desarrollo. Los esfuerzos por definir un sector cultural a nivel internacional (UNESCO) y nacional (Ministerio y CCAA) nos permite disponer de datos y estadísticas sobre la importancia de la cultura en el conjunto de nuestras sociedades.

El sistema cultural como generador de capacidades culturales como factor de desarrollo sostenible: En las reflexiones sobre las relaciones entre cultura y desarrollo existen pocas referencias a la visión del desarrollo desde la generación de capacidades. Ésta es una causa que ha dificultado una buena articulación de la cultura en el desarrollo humano. Existe una cierta creencia de que las capacidades culturales son innatas o espontáneas, o que se pueden generar a partir de la educación en un sentido amplio y, por lo tanto, no se incorporan de manera particular en los discursos del desarrollo.

El sistema cultural en los compromisos globales y la multilateralidad: COVID19, emergencia climática, defensa de la diversidad cultural, protección del patrimonio mundial de la humanidad: El desarrollo es local, pero a la vez es transnacional. El bienestar y la aspiración a una calidad de vida supera las fronteras y se nos presenta como un problema global que afecta a todos. De los primeros planteamientos sobre el desarrollo y en la lucha contra el hambre y la pobreza del siglo pasado en países en vías de desarrollo hemos avanzado hacia el planteamiento de problemas globales compartidos como se expresa en la Agenda 2030. Al requerimiento de incorporar el cambio climático, estamos viviendo una pandemia que ha expresado la necesidad de la cooperación internacional en la lucha contra la COVID-19. El tratamiento, vacunas e inmunidad no se puede plantear sólo desde posiciones nacionales y requerirá de un alto nivel de cooperación internacional.

Acción transversal

El sector cultural considera oportuno incorporar en la dimensión cultural de esta estrategia unos elementos transversales que respondan a una voluntad de aumentar e incidir con más intensidad dentro de lo general. Estos factores son: Género, Salud, Alianzas intergeneracionales, Territorio e Innovación social y digital.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario