FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Confinamiento, como podía esperarse | Salvador García Llanos

‘Confinamiento’, la palabra del año 2020. Así lo ha decidido la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE), promovida por la agencia EFE y la Real Academia Española.

Es la octava ocasión en la que la FundéuRAE elige, de entre los más de doscientos cincuenta términos a los que ha dedicado algunas de sus recomendaciones diarias sobre el uso del idioma, su palabra del año. Recordemos que la primera de ellas fue escrache, en el 2013, y la siguieron selfi (2014), refugiado(2015), populismo(2016), aporofobia(2017), microplástico(2018) y los emojis (2019).

Era previsible la elección de confinamiento. La Fundación argumenta que la crisis sanitaria derivada de la pandemia de la COVID-19 es el gran suceso del año que termina hasta el punto de que las medidas implementadas para frenarla han cambiado sustancialmente no solo nuestra forma de vivir sino también de hablar.

El confinamiento es definido como “aislamiento temporal y generalmente impuesto de una población, una persona o un grupo por razones de salud o de seguridad”.

La Real Academia Española, en su más reciente actualización del Diccionario de la lengua española (DLE) de noviembre del 2020, ha modificado la entrada de la voz ‘confinamiento’ para ajustarla a la realidad que millones de personas en todo el mundo han vivido con motivo de la pandemia. Asimismo, confinamiento es la mejor alternativa frente al anglicismo lockdown para designar la reclusión forzosa de la población en sus domicilios. La ganadora ha sido seleccionada entre una lista de doce candidatas en la que se encontraban otras palabras que también han caracterizado este año.

El listado de aspirantes a palabra del 2020 propuesto por la FundéuRAE incluía además coronavirus, infodemia, resiliencia, COVID-19, teletrabajo, conspiranoia, (un) tiktok, estatuafobia, pandemia, sanitarios vacuna.

Al final, confinamiento, que no gusta cuando es aplicado, pero que resulta inevitable para tratar de frenar la expansión, las oleadas y los rebrotes de la pandemia. Son las enseñanzas de un fenómeno universal para el que la ciencia y la humanidad, sencillamente, no estaban preparados.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes