Canarias CORONAVIRUS | COVID-19 Parlamento POLÍTICA Servicios públicos TRANSPORTES Y COMUNICACIÓN Turismo

CANARIAS | El Gobierno de Canarias planifica medidas para garantizar la seguridad sanitaria de los pasajeros en Navidad

EBNpoticias | Los consejeros del Gobierno de Canarias de Obras Públicas, Transportes y Vivienda, Sebastián Franquis, y de Sanidad, Blas Trujillo, han mantenido un encuentro de trabajo hoy con los cabildos y los representantes de las principales operadoras de transporte público de guaguas y del tranvía de Tenerife, para planificar medidas sanitarias excepcionales de prevención del COVID-19 a aplicar durante las fechas navideñas y para evitar las habituales aglomeraciones que se producen en estos vehículos en esas jornadas festivas.

El encuentro, en el que participaron además el vicepresidente y consejero de Transportes, Movilidad y Obras Públicas del Cabildo de Tenerife, Enrique Arriaga, el director del Servicio Canario de Salud, Conrado Domínguez, el director general de Transportes del Gobierno de Canarias, Manuel Ángel Hernández y los representantes de las operadoras Global Salcai-Utinsa, Víctor Quintana; Metropolitano de Tenerife, Andrés Muñoz; Guaguas Municipales, Miguel Ángel Rodríguez; y Titsa, José Alberto León, se acordó entre otras medidas a aplicar durante los días más señalados de las fiestas navideñas, aumentar la frecuencia de paso de guaguas y tranvía, o extremar las medidas de desinfección de los vehículos.

“Las medidas que se han tomado en los últimos meses en el transporte colectivo como consecuencia de la pandemia han sido acertadas: la mascarilla obligatoria, la desinfección de los vehículos, la ventilación… han demostrado su eficacia y evidenciado que el sector del transporte público no es un lugar de riesgo destacado, por el contrario, se ha revelado como un sector seguro”, afirmó el consejero Franquis, “lo que hemos acordado con los operadores es que lógicamente esas medidas se tienen que seguir manteniendo y que en los días especiales, como pueden ser el 24 y el 31 de diciembre y, especialmente, el 5 de enero, adoptar medidas concretas desde el punto de vista sanitario que para prevenir el habitual incremento de la movilidad y que esta sea lo más fluida posible con las mínimas aglomeraciones posibles”.

“Durante este periodo de pandemia los operadoras han actuado correctamente aplicando todas las medidas de seguridad sanitaria exigibles en el transporte público, además, según los informes oficiales que manejamos en Sanidad, no se han producido focos de contagio en este sector”, señaló el consejero Trujillo, “las guaguas y los tranvías son lugares seguros para la población aunque somos conscientes de que hay que implementar medidas extraordinarias en las fechas navideñas por las aglomeraciones habituales y para garantizar aún más la seguridad de este transporte”.

Los dos consejeros del Gobierno canario coincidieron en que el transporte público, sobre todo en los núcleos de mayor población y que más comercios concentran, tendrá que amoldarse a los horarios especiales de cierres de estos negocios y los de la restauración que se decidirá en su momento por la Consejería de Sanidad en base a las pautas que dicte el Ministerio de Sanidad, pues esos cierres afectarán al transporte ya que provocarán un aumento de la movilidad de los ciudadanos. Según el Gobierno regional, los operadores presentes hoy han mostrado su acuerdo en incrementar sus frecuencias en esas horas punta y en los días más señalados de las fiestas.

En comparación con las reuniones familiares o el ocio, que están a la cabeza con casi un 40% de los contagios; el lugar de trabajo, con un 27%; o el entorno sanitario, con un 12%, el transporte público no aparece entre esos lugares que requieren una atención especial, aseguraron ambos consejeros.

En este sentido, es importante recordar que los últimos estudios científicos realizados en distintos países certifican que el transporte público es un entorno totalmente seguro frente a la COVID-19. Asimismo, expertos en salud pública destacan además que, con las medidas de seguridad impuestas, como el empleo obligatorio de la mascarilla por parte de los pasajeros, los continuos procesos de desinfección y limpieza de los vehículos, además de los sistemas de ventilación que renuevan el aire e impiden la transmisión del virus, el riesgo de infección es prácticamente nulo, sobre todo en comparación con otras actividades.

En la misma línea, el informe COVID-19 and urban mobility: impacts and perspectives, elaborado por el Parlamento Europeo, que ofrece una visión general de la situación y las tendencias en el transporte urbano y metropolitano desde el inicio de la pandemia en distintas ciudades del mundo, señala que los estudios epidemiológicos realizados en Austria, Francia y Japón, así como los datos recogidos en Nueva York y Singapur, sugieren que, si se aplican las medidas preventivas establecidas, el riesgo de contagio en el transporte es mínimo ya que estos vehículos son más seguros que otros espacios cerrados.