FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

OPINIÓN | Menos visitas a la web | Juan Miguel Munguía Torres

Las malas prácticas en la web existen como en cualquier otro sector, lo que muchos no saben es que estas acciones no son ningún juego, y pueden ser un delito.

Muchos profesionales y empresas tienen webs o blog donde comparten artículos sobre su actividad profesional, ofrecen servicios o simplemente comercializan productos vía internet. Las visitas a la web en muchas ocasiones se traducen en captación de clientes o directamente la venta de productos, por lo que si bajan las visitas a la web los ingresos disminuyen.

El SEO se  trata de posicionamiento en buscadores u optimización de los motores de búsqueda, Search Engine Optimization. Google utiliza algoritmos para buscar, clasificar y ordenar los resultados más relevantes en función de la búsqueda. El llamado SEO negativo se utilizan las técnicas de posicionamiento SEO en contra de alguien –lo que ocurre, normalmente, con la competencia–. Se llevan a cabo, de modo intencionado, las técnicas de posicionamiento orgánico de forma incorrecta para que el algoritmo de Google, al detectarlas, baje la posición de la página web en los resultados de búsqueda.

Así podríamos estar hablando de delito informático si el atacante “por cualquier medio, sin autorización y de manera grave borrase, dañase, deteriorase, alterase, suprimiese o hiciese inaccesibles datos informáticos, programas informáticos o documentos electrónicos ajenos, cuando el resultado producido fuera grave”. Esta conducta está penada con seis meses a tres años de prisión (artículo 264.1 del Código Penal).

Si la decisión es favorable a nuestros intereses podemos obtener que el juez la decrete la “competencia desleal”. Además puede imponer las siguientes acciones: suprimir la conducta desleal. Prohibir la conducta desleal. Eliminación de los efectos producidos por la conducta desleal. Proponer una compensación por los daños y perjuicios ocasionados. Acordar la publicación total o parcial de la sentencia con cargo al demandado.

Cabe señalar también que si el actor de las acciones de SEO negativo es una persona jurídica, de acuerdo con los términos establecidos para la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Por último, también nos ampara la Ley de Competencia Desleal. Así, el artículo 25 de la Ley de Competencia Desleal, relativo a los actos de violación de normas, dispone que “Se considera desleal prevalerse en el mercado de una ventaja competitiva adquirida mediante la infracción de las leyes”, recalcando que “la ventaja ha de ser significativa” por lo que debemos estar atentos para determinar si nuestra página ha sufrido un ataque SEO y en consecuencia peritar los daños para su reclamo.

 

munguia@munguiaabogados.com

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario