Canarias Congreso de los Diputados CORONAVIRUS | COVID-19 NACIONAL Partidos POLÍTICA SOCIEDAD

PANDEMIA | España vuelve al estado de alarma siete meses después de la primera ola de coronavirus

Canarias está exenta de cumplir el «toque de queda» a partir de las 11:00 de la noche, situación que se irá revisando conforme a la evolución de los datos de contagio, que en la actualidad son los óptimos

EBFNoticias | El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba este domingo, tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros, que el país en su conjunto aplicará un toque de queda que se establecerá a partir de las 23:00 horas y hasta las 06:00 de la mañana.

La nueva medida estatal para combatir las cifras del coronavirus estará vigente durante los próximos 15 días, y afecta a la mayoría de los territorios regionales. Sin embargo, canarias será una excepción a la hora de aplicar esta nueva medida restrictiva, dado que, según destacó el presidente estatal, los datos en el archipiélago son favorables en estos momentos. En este sentido, la situación de Canarias revela que la incidencia es de menos de 50 casos por cada 100.000 habitantes, cuando la media estatal está en estos momentos por encima de los 300 contagios.

El nuevo decreto de confinamiento, que no solo afecta a la limitación de los movimientos nocturnos, se incorpora dentro de un nuevo decreto de confinamiento global para toda España, que ha sido aprobado con la intención de que esté vigente hasta el próximo mes de mayo, en concreto el día 9, por lo que, se prolongará por espacio de seis meses en los que también se llevarán a cabo otras medidas restrictivas, que pueden afectar, incluso a la movilidad entre comunidades autónomas.

En este sentido, Sánchez señaló que no será una decisión tan estricta como la anterior, pero si solicitó que “cuanto más nos quedemos es casa, mucho mejor para protegernos todos”. El presidente insistió que es este nuevo episodio será esencial el papel de las comunidades autónomas, con cuyos máximos responsables seguirá manteniendo encuentros periódicos.

No obstante, este segundo estado de alarma decretado, tras el de marzo pasado, no será tan restrictivo como el anterior y, al igual que el que se adoptó en la primera ola de la pandemia, también requerirá del respaldo del Congreso, pero por un periodo mucho más largo que las anteriores prórrogas.

De esta manera, el Gobierno someterá a la Cortes Generales esta nueva medida esta próxima semana, según indicó el presidente, quien expresó su deseo de que “cuente con un abrumador respaldo”, una respuesta que Pedro Sánchez reclamó a todas las fuerzas políticas con la intención de aportar sosiego y tranquilidad tanto a la sociedad, como al ámbito económico.

El presidente indicó que la celeridad para adoptar este acuerdo obedece «a la grave situación por la que atravesamos en nuestro país», una realidad que, indicó «es igual de compleja y preocupante en el resto de Europa».

Este nuevo decreto será revisado, como el anterior, cada 15 días, una situación que, señaló “no se prolongará ni un día más de lo necesario” este estado de alarma, que señaló, ha demostrado ser la mejor herramienta para combatir esta pandemia.

Las comunidades autónomas también rendirán cuentas en sus respectivos parlamentos regionales cada 15 días de aquellas medidas adoptadas.

Sánchez dijo que “esta decisión obedece a criterios científicos y técnicos”, y puntualizó que la segunda ola se podrá afrontar con mayores garantías por la experiencia acumulada hasta este momento y por la disponibilidad de medios que está el Estado dispuesto a poner al servicio de esta lucha contra la pandemia.

En el caso concreto de Canarias, donde no se aplicarán las restricciones de movimiento nocturno, será una coyuntura que estará sometida a revisiones conforme vayan evolucionando los casos y el número de contagios por cada 100.000 habitantes, lo que representa que no será una medida excluyente que se lleve a cabo de manera permanente. En este sentido, será la comunidad autónoma, en colaboración con el Ministerio de Sanidad, la que modulará las medidas restrictivas o de confinamiento en su caso, decisiones que acometerán desde el Consejo Interterritorial.

Sánchez rechazó aplicar el término «toque de queda», puesto que, según el presidente «tiene otro significado» y otras implicaciones, y remarcó que la evolución del estado de alarma dependerá de las decisiones científicas y técnicas y en el marco de los encuentros con las comunidades autónomas y de la colaboración, como hasta ahora, de la sociedad, que ha actuado con responsabilidad y disciplina. Por ello, reclamó la reducción de los movimientos al máximo, pues a su juicio, esta decisión y responsabilidad no se pude controlar a través de ningún marco legal.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario