La portavoz de Cs en el Parlamento de Canarias, Vidina Espino, ha destacado las referidas al ámbito de la educación, «la gran olvidada de este plan», y, entre ellas, la reducción de las ratios a 15 alumnos, en aquellas clases que se imparten en barracones, la ayuda a las familias para la compra de tabletas y ordenadores a sus hijos en edad escolar, y la solicitud al Gobierno de España de los 42 millones del Plan de Infraestructuras Educativas de Canarias correspondiente a 2020, así como su incorporación para el periodo 2021-2023.

Igualmente, ha mostrado su satisfacción porque el Ejecutivo canario haya aceptado las dirigidas a «ayudar a las familias que peor lo están pasando», al mantenerse durante todo el curso escolar las ayudas a aquellas que tienen «comedor cuota cero», también cuando los alumnos tengan que guardar cuarentena, y que de manera proporcional se incluya a las de «cuota reducida».

La diputada de Cs ha resaltado también que el Gobierno se haya comprometido a valorar la prórroga, para autónomos y pymes, del aplazamiento de impuestos, durante los años 2020 y 2021, y que se abra la puerta a ayudar a los primeros a pagar la cuota, teniendo en cuenta «las dificultades por las que están pasando los propietarios de la mayoría de los negocios y empresas de esta tierra».

Vidina Espino ha advertido que el apoyo de la formación naranja al Plan Reactiva Canarias «no es un pacto de silencio» con el Gobierno de Ángel Víctor Torres, pues su partido «va a continuar siendo exigente, incluso más, si cabe, para que se cumpla hasta la última línea y la última coma del documento».

En este sentido, ha apuntado que el compromiso de la formación naranja es «con los ciudadanos que lo están pasando mal, los que están enfermos, los que han perdido su trabajo o pueden perderlo, los que ven peligrar sus negocios y los jóvenes que no ven futuro».

Vidina Espino ha indicado que «la financiación aún no está garantizada» y, por ello, ha pedido al presidente del Ejecutivo canario que «reclame los fondos que Canarias necesita», haciendo hincapié en aquellos que se derivan de cumplir «el Régimen Económico y Fiscal (REF), el Estatuto de Autonomía y la sentencia del Convenio de Carreteras».

En la misma línea se ha manifestado el diputado de Cs Ricardo Fernández de la Puente, durante el turno de defensa de las propuestas de resolución, al criticar el recorte sufrido por la ficha financiera del plan, con respecto al documento suscrito en mayo, y asegurar que «las anualidades correspondientes a los ejercicios 2022 y 2023 no dejan de ser la expresión de un cúmulo de buenas intenciones que no se acompañan con la realidad».

Fernández de la Puente ha resaltado, no obstante, el «ánimo absolutamente constructivo» de Cs, que «busca sumar y arrimar el hombro, que es lo que venimos defendiendo en este Parlamento desde el comienzo de la Legislatura», ha subrayado.