Atención social Dependencia Derechos sociales

MAYORES | Los psicólogos tinerfeños señalan que la fragilidad del colectivo se ha acentuado con la pandemia

EBFNoticias | Desde hace 30 años, se celebra el 1 de octubre el Día Internacional de las Personas de Edad designado como tal por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Posteriormente, en el año 2002, la II Asamblea Mundial sobre el Envejecimiento adoptó el Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento para dar respuesta a las oportunidades y desafíos del envejecimiento de la población en el siglo XXI y promover el desarrollo de una sociedad para todas las edades.

Es incuestionable que tener edad avanzada no convierte a este colectivo en un grupo homogéneo. Las personas que lo integran presentan características y necesidades muy diferentes, pero todas ellas conservan, y deben poder disfrutar, de los mismos derechos como seres humanos.

No obstante, la fragilidad del envejecimiento ha quedado aún más patente en la actual pandemia, puesto que se han vulnerado derechos fundamentales de las personas mayores: a la vida, a  la salud integral, a la autonomía personal, a la atención sanitaria en igualdad, a unos cuidados paliativos dignos, a sentirse seguras y a disfrutar de una vida libre de violencia, abusos y negligencias.

Para evitar que esta situación pueda repetirse, habría que garantizar, entre otros aspectos, el acceso a información clara y a los medios de protección individual, con el fin de poder preservar la salud, facilitar su participación en los procesos de toma de decisiones que les afectan, la adaptación del Sistema Nacional de Salud -­y los correspondientes autonómicos­- a las necesidades reales de las personas, y garantizar de facto los derechos de las personas mayores, en la legislación nacional e internacional.

El Colegio Oficial de Psicología de Santa Cruz de Tenerife, en este Día Internacional de las Personas de Edad invita a la reflexión a toda la ciudadanía, para asegurar el envejecimiento saludable de la población, en el que queden satisfechas sus necesidades de aprendizaje, de crecimiento personal y toma de decisiones, posibilitando entornos seguros y facilitadores para las relaciones sociales y familiares.

El colegio profesional apoya la implantación de legislación específica desde una perspectiva integral, acompañada de estrategias y procedimientos que la desarrollen, para proteger los derechos de las personas mayores, que evite cualquier tipo de discriminación por razones de edad y que les garantice el derecho al buen trato.

Además, se une al Plan de Acción de la Década de Envejecimiento Saludable 2020-2030 de la OMS y a los principios que establece con el fin de conseguir el bienestar de las personas que envejecen, desarrollando su potencial con dignidad y sin discriminación, así como a sus familias y las comunidades en las que conviven.

Como profesionales de la Psicología «recordamos a la sociedad que trabajamos en beneficio de las personas mayores para mantener la capacidad funcional que les permita realizar su proyecto vital en equilibrio con su entorno (familiar y social) y continuar su desarrollo personal, preservando sus capacidades mentales y su estabilidad emocional, en la medida de lo posible, mientras dure la vida».

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario