FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Europa, por fin, habla de turismo | Salvador García Llanos

Se echaba de menos, en plena crisis turística, algún pronunciamiento europeo hasta que el Comité de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo (PE) emitió una declaración conjunta en la que se reconoce la decepción del sector al respecto: la Unión Europea (UE) ha hecho poco para ayudar.

“Han pasado más de seis meses en esta situación de emergencia –dice la declaración-; sin embargo, todavía no hay criterios comunes en la UE sobre cómo manejar y vivir con esta pandemia. No hay protocolos universales de higiene y salud, no hay reglas comunes para las pruebas o sobre cómo evaluar los riesgos, o no adherirse al principio de libre circulación”.

Para el citado comité, el sector está al borde del colapso. Veintidós millones de personas que trabajan en el medio turístico corren el riesgo de perder su empleo, por lo que han pedido a la Comisión Europea que actúe ya: se necesita una coordinación comunitaria y un apoyo sustancial para dar a las empresas –especialmente, las pequeñas y medianas- una oportunidad de supervivencia.

El comité del Parlamento Europeo incide en que, incluso cuando viajar es parcialmente posible, “la amplia gama de reglas lo hace extremadamente difícil. Las personas están confundidas y no tienen garantías de que sus viajes planeados puedan seguir adelante”.

Las dudas se acentúan cuando no están claras cuáles son las herramientas que el sector turístico podría utilizar para gestionar la crisis, independientemente del instrumento europeo de apoyo temporal para mitigar los riesgos de desempleo en una emergencia (SURE). De ahí la conclusión del comité: “Insistimos en acciones concretas urgentes de la Comisión Europea y los Estados miembros. Se necesita un mecanismo de gestión de crisis bien definido: el sector turístico lucha por sobrevivir”.

Esta conclusión va acompañada de las determinaciones concretas que el sector turístico requiere con urgencia:

-Apoyo financiero directo y específico.

-Criterios coherentes y transparentes para evaluar los riesgos en toda la Unión Europeas.

Coordinación en el ámbito de la misma de las restricciones de viaje así como de los protocolos de higiene y salud.

-Una estrategia y auténtica política de la UE sobre turismo sostenible.

“Ya es hora de que la UE presente una estrategia sobre turismo sostenible y una línea presupuestaria específica en su próximo presupuesto a largo plazo. Una línea presupuestaria de 300 millones de euros para implementar una visión común para el turismo sostenible durante los próximos siete años no es demasiado pedir. Es fundamental asegurarse de que este sector económico tendrá la oportunidad de recuperarse tras meses de estancamiento”, concluye la declaración.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario