Administración local Atención social Concienciación Derechos sociales Educación ONG SANTA CRUZ

SANTA CRUZ | El piso de Don Bosco en la capital, refugio de día para 10 niños vulnerables

Centro de Día de Don Bosco

EBFNoticias | El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, representado por la concejala de Acción Social y presidenta del Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), Rosario González, visitó el piso de apoyo a la autonomía para jóvenes en situación de vulnerabilidad social de la asociación Don Bosco, donde estuvo acompañada por el director de esta asociación para Canarias, Miguel Ángel Rojas Marcos, además de los técnicos de los diferentes programas que se desarrollan en Santa Cruz.

La concejala, además, mantuvo un encuentro con los niños y niñas más jóvenes de la entidad en el centro de día ubicado en Barranco Grande, donde se trató sobre la presentación de la estructura del proyecto y se dio cuenta de sus resultados.

Poco después se acercaron al piso de autonomía para jóvenes sin hogar, donde González sostuvo un diálogo abierto con jóvenes que disfrutan de este recurso y conoció el proyecto de actividades de alta, media y baja intensidad.
El recorrido continuó ayer por el Centro Social de Don Bosco en La Gallega, donde la concejala de Acción Social tuvo la oportunidad de conocer por parte de los técnicos los proyectos de empleo actuantes en el municipio, con explícita mención de las acciones acometidas en este sentido y los resultados obtenidos.

En este apartado se explicitaron las acciones en el proyecto Red de Agentes para la inserción sociolaboral de jóvenes, la presentación de la estrategia de intervención de Don Bosco en el municipio y los planes de futuro.

Tanto Rosario González como Miguel Ángel Rojas entienden que “los jóvenes se han convertido en el sector poblacional que presenta mayor probabilidad de exclusión junto con el sector infantil, por lo que es una prioridad apoyar a los jóvenes del sistema de protección que, cuando cumplen su mayoría de edad y no cuentan con una red de apoyo suficiente para la emancipación con garantías, están abocados a vivir situaciones de exclusión social”, concluyeron.

Por ello, el IMAS y la fundación Proyecto Don Bosco han promovido una estrategia a través de la firma de un convenio para la puesta en funcionamiento de este piso de autonomía para jóvenes. Esta estrategia integral desarrolla acciones de alta (atención continua), media (acompañamiento, asesoramiento…) y baja intensidad (orientación), complementarias y que ayudan en el logro de la autonomía de los jóvenes de entre 18 y 30 años que no posean vivienda estable o propia, que tengan escasez de recursos económicos y que se encuentran desempleados con graves dificultades para su inserción laboral.

La concejala, por su parte, explicó que “comenzar la intervención desde edades tempranas es fundamental en la atención social.  Con estos proyectos y servicios como los que desarrolla la Fundación don Bosco hacemos hincapié e incidimos en este objetivo”, aclaró.
Por parte de la Fundación Don Bosco, se entiende que “las líneas prioritarias en la intervención educativa son la inserción sociolaboral, una segunda oportunidad educativa para mejorar su nivel formativo y facilitar el acceso al mercado laboral y la participación comunitaria y voluntariado, ayudando así a mantener una actitud constructiva, solidaria y responsable”.

El IMAS realiza una financiación del proyecto de 72.000 euros para este año 2020 y complementa la acción desarrollada desde el Centro Municipal de Acogida (CMA), ya que los jóvenes son menos proclives a pernoctar en recursos generalistas para personas sin hogar, manifestando abiertamente su preferencia a permanecer en situación de calle que pernoctar en recursos donde hay personas con otras problemáticas asociadas a la salud mental y drogodependencia, entre otras.