FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Fin de los telediarios | Salvador García Llanos

Telediario de RTVE

Fran Unsworth, jefa de los servicios informativos de la British Broadcasting Corporation (BBC), ha declarado algo que nos deja estupefactos: en cuestión de años, los actuales telediarios podrían desaparecer, convirtiéndose así en piezas del pasado. Según ella, se debe a los cambios en la audiencia. Y hasta traza un horizonte temporal: “Dentro de diez años, probablemente no emitiremos tantos noticiarios. Puede que me equivoque pero lo dudo. Puede haber uno al día, o algo así, pero creo que habrá menos”, declaró Unsworth.

Se trata de un anuncio preocupante, en caso de confirmarse. Son ciertos los cambios en la audiencia, está claro, Y habrá que detenerse en las razones que los motivan. La ejecutiva de la BBC afirma que las nuevas tecnologías tienen mucha culpa de la situación. En ese sentido, considera que la reducción o supresión de los informativos de la señal abierta no significará que la BBC deje de informar de lo que ocurre en el Reino Unido y en el mundo. Entonces, Unsworth fue más explícita: «El periodismo televisivo seguirá existiendo debido al poder de las imágenes para contar una historia, pero no necesariamente se recibirá en las formas que tienen actualmente (…) Estará en un espacio diferente (…) ya sabes, iPlayer. Estará en tu tableta, en tu iPhone».

Los telediarios son los programas de mayor audiencia de la televisión británica. Esta audiencia creció durante el confinamiento pero la jefa de informativos de la BBC cree que es algo coyuntural y que la caída sostenida de la audiencia que vienen regsitrando estos programas se prolongará.

Un estudio de Reuters reveló en enero que la cantidad de personas que ven las noticias por televisión ha disminuido desde el 80 % al 55 %. Estas noticias siembran aún más temor entre los trabajadores de la cadena pública, la cual semanas atrás anunció un plan para despedir a 520 de sus 6.000 empleados en un intento por ahorrar 80 millones de libras (87,8 millones de euros). Estas medidas implicarán la eliminación de programas como el premiado ‘Inside Out (De adentro hacia fuera), el cual cuenta historias locales de Inglaterra; o el de entrevistas del respetado periodista Andrew Neil, quien reprochó públicamente a Boris Johnson que no le concediera una entrevista durante la pasada campaña electoral.

Fran Unsworth dice que, con los antecedentes, no se hace ilusiones. Pone como ejemplos los picos de audiencia registrados con el atentado en la sala de fiesta Bataclan, en París; y los ataques terroristas del puente de Londres, “pero luego la audiencia baja nuevamente”. Como es normal, la apuesta, lo que interesa de verdad es la credibilidad: “Lo que espero es que hayamos cambiado la imagen que los jóvenes tienen de nosotros y que sepan que pueden confiar en nosotros, Y que si realmente quieren saber qué está sucediendo, vengan a nosotros para averigüarlo, porque no somos cualquier fuente de noticias”, concluyó.

Tras la pandemia –si es que puede hablarse de un final de la misma- asistiremos a los cambios que se vislumbran en la audiencia. Veremos si los hábitos acaban con los telediarios.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario

Comentarios recientes