Administración local Medio Ambiente Ocio Salud Sanidad

TACORONTE | Los resultados negativos de las aguas, permitirán la apertura de la playa de El Pris el lunes

Playa de El Pris

EBFNoticias | Tachi Izquierdo | Después del cierre establecido durante varias semanas de la playa del núcleo costero de El Pris, por un vertido de origen era desconocido, las autoridades sanitarias ya han emitido un informe cuyo resultado que ha sido positivo para que la zona de baño recupere su uso.

Según fuentes municipales consultadas, la inspección de Sanidad ha detectado la presencia de esterococos en una zona determinada de la playa de La Laja, cuyo origen, no está relacionado con las aguas fecales, aspecto este que, incluso ha sido descartado por las constantes inspecciones realizadas en el lugar.

Aunque el estado del agua es óptimo, a tenor de los resultados de las pruebas realizadas, desde el Ayuntamiento se ha considerado que, con el fin de garantizar aún más la salud de los usuarios, la apertura de la playa se llevará a cabo a partir del próximo lunes día 16 de agosto.

Durante los días que permaneció la playa cerrada, y no así el resto de zonas de baño de este bario pesquero, las autoridades locales y sanitarias no localizaban el verdadero origen que les obligaba al cierre, hasta que los últimos estudios les han conducido a una causa.

Al parecer, el origen de los esterococos está relacionado con restos orgánicos de animales, en concreto la concentración de orines de perro en un lugar muy determinado, lo que ha obligado al Ayuntamiento del municipio norteño, ha indicar mediante cartelería que los propietarios de las mascotas tengan mayor control en el lugar.

Una vez confirmado que no hay aguas fecales en la zona, la playa podrá ser recuperada al baño, en un verano donde este espacio de ocio de los tacoronteros ha sufrido varios percances, ya que en la primera semana del presente mes de agosto también se tuvo que proceder a su cierre durante varios días, ya que aparecieron en sus aguas restos de animales y elementos utilizados en actos de santería.