Administración local Artes gráficas Cultura Escultura Obras Patrimonio SANTA CRUZ

SANTA CRUZ | Concluyen las labores de limpieza de dos de las esculturas del García Sanabria

Limpieza de esculturas García Sanabria

EBFNoticias | 30Las esculturas al aire libre «Homenaje a las Islas Canarias» de Pablo Serrano y «Dado para 13» de R. Mendiburu, ambas situadas en el parque García Sanabria, muestran su mejor aspecto una vez que han concluido las labores de limpieza y arreglo de pequeños desperfectos a las que han sido sometidas.

La tercera teniente de alcalde y presidenta del Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Gladis de León, recorrió la zona en la que están instaladas estas obras, para comprobar que han recuperado su aspecto original. En el recorrido estuvo acompañada por Nicolás Ortega Ballester, responsable de la empresa del mismo nombre a la que le fueron adjudicados los trabajos por un importe de 3.590 euros; así como por Carlos Schwartz y Rafael Escobedo de la comisión de esculturas en la calle del Colegio de Arquitectos tinerfeño.

De León manifestó que «las esculturas que forman parte de las dos ediciones de la Exposición Internacional de Esculturas en la calle necesitan un mantenimiento continuo precisamente por estar al aire libre y estar sujetas a los deterioros causados por la climatología o la polución». Añadió que «resulta lamentable que con cierta frecuencia tengan que ser restauradas por actos incívicos, como realización de grafitis o suciedades y manchas ocasionadas por perros a los que algunos dueños no controlan adecuadamente». La edil subrayó que el cuidado de este patrimonio artístico de la capital es labor de todos.

La escultura «Homenaje a las Islas Canarias» consta de siete bloques irregulares de base cuadrangular unidos entre sí, formando un conjunto que emerge de un adoquinado. Se halla situada en el parque García Sanabria, en uno de los espacios más protegidos por la cantidad de vegetación que la rodea.

Por su parte, «Dado para 13» es estructuralmente un bloque rectangular, como un búnker abierto en su parte superior, compuesto por gruesas paredes de hormigón que forman un laberinto. Éstas presentan agujeros irregulares que recuerdan impactos de metralla. En cada lado hay una entrada seguida de pasadizos por los que se accede al centro de la escultura, buscando la participación directa del espectador. Si se quiere tener una comprensión global de la obra es fundamental situarse en el interior de la misma.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario