FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Impulso al empleo | Salvador García Llanos

Noticias de empleo en plena crisis siempre son de agradecer. Se anuncia para el próximo 5 de agosto la firma de un convenio entre el Ministerio de Trabajo y Economía Social y el Gobierno de Canarias que materializará la transferencia a la Comunidad Autónoma de los fondos para 2020 del Plan Integral de Empleo para Canarias (PIEC). La aportación del ministerio se eleva a cuarenta y dos millones de euros.
El PIEC ha resultado decisivo en el pasado. Lo agradecieron mucho los ayuntamientos pues venía a inyectar recursos para la contratación de personal que habría de ejecutar determinadas actuaciones. En esta ocasión, con los efectos de la pandemia notándose en amplio sectores, el Plan es, sobre el papel, más útil y más necesario.
Según informó el ministerio después de la aprobación del Consejo de Ministros, los fondos consignados en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) permitirán, “impulsar dinámicas de crecimiento económico y social ante la situación extraordinaria derivada de la pandemia” de la COVID-19. La transferencia a Canarias de esta partida permitirá poner en marcha políticas activas de empleo orientadas combatir el paro y a acompañar a las personas trabajadoras en el tránsito de la actual crisis, por lo que constituye un instrumento fundamental para ofrecer a las personas desempleadas de Canarias todas las garantías necesarias, avanzando en las acciones previstas en el Plan para la Reactivación Social y Económica de Canarias.
El presidente de la Comunidad Autónoma aclaró en sede parlamentaria que la aprobación del plan “se adelanta este año respecto al anterior” y subrayó el papel “clave” del documento para “responder a la situación del empleo en nuestra tierra”. Añadió que “los 42 millones de euros del PIEC van a ser muy bien utilizados por el Gobierno autonómico para la puesta en marcha de planes que impulsen la generación de empleo en las islas”.
A la hora de desglosar esta convocatoria del PIEC, tengamos en cuenta que permitirá poner en marcha la nueva edición del Plan Extraordinario de Empleo Social (PEES), dotado con 20 millones de euros, y del Plan Extraordinario de Empleo COVID-19 (Pecovi), dotado con 10 millones de euros y destinado a la contratación de personas desempleadas como consecuencia de la pandemia. Ambas medidas fueron presentadas recientemente a la Federación Canaria de Municipios (Fecam).
Por otro lado, los fondos del PIEC harán posible también la articulación del Plan Extraordinario de Transición Ecológica (PETE) con los cabildos insulares, dotado con 5 millones de euros, y un plan para la modernización de las oficinas de empleo del Servicio Canario de Empleo (SCE), dotado con 1 millón de euros. Las partidas se completan con un paquete de medidas para impulsar proyectos de empleo y apoyo a pymes y personas trabajadoras autónomas, por importe de 6 millones de euros.
Estas son las respuestas políticas que la población espera en tiempos de zozobra, las que ayudan a despejar los horizonte sombríos de la recuperación económica. La cooperación y coordinación interinstitucional son decisivas en situaciones como esta. De ahí que la aprobación del PIEC para 2020, fruto del diálogo permanente y de las negociaciones entabladas por el Gobierno de Canarias con el Ministerio de Trabajo y Economía Social, así como del diálogo social a la hora de definir las políticas activas de empleo necesarias para plantar cara a la COVID-19, sea merecedora de ponderación.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario