FIRMAS Salvador García

OPINIÓN | Helena Bianco, la ganadora | Salvador García Llanos

Helena Bianco, asociada al trío Los Mismos y este, a El hombre del tiempo, canción compuesta por Jorge Morell y Ricardo Ceratto, con la que ganó la tercera edición del Festival de la Canción del Atlántico, celebrado en el remozado Parque San Francisco (Puerto de la Cruz). La final tuvo lugar el 20 de abril de 1968. El olfato de Lucas Fernández (Plató del Atlántico) propició en 2018, coincidiendo con el cincuenta aniversario, rescatar algo más que una canción. Esos cincuenta años merecían un reconocimiento destacado que correspondiese, de alguna manera, a la mayor promoción jamás hecha, musicalmente hablando, de la isla y de sus bondades climáticas. La Fundación Diario de Avisos otorgó uno de los premios ‘Taburiente’ en una noche memorable, cuando el abarrotado Teatro Guimerá seguía a Bianco y al grupo coreando un estribillo involvidable. “Tenerife tiene/ seguro de sol…”.

Hemos tenido la fortuna de vivir esas dos noches mágicas. En 1968, el grupo vallisoletano también se hizo con el segundo premio del Festival, un tema titulado Guitarra de mi pueblo, compuesto por Fernando García Ramos y Pedro Guerra Cabrera, seguro que de mayor calidad musical y poética que el triunfador, pero de menor impacto promocional o comercial. La organización, según ha descubierto el historiador realejero Javier Lima Estévez, había limitado la participación a autores o editores latinos, valorándose la originalidad de la obra a presentar. El maestro Rafael Ibarbia dirigió la orquesta del certamen, integrada por músicos y profesores tinerfeños, algunos pertenecientes a la Orquesta de Cámara de Canarias. El hombre del tiempo fue premiada con el ‘Peñón de oro’ y cien mil pesetas. Al cabo de medio siglo, una interpretación a ritmo de cumbia, divertida, pegadiza se convirtió en una canción eterna. Sin exageraciones: la canción de una promocióm impagable que bendice el clima tinerfeño, con su eslógan, seguro de sol. Un singular parte meteorológico que seguía los cánones de Mariano Medina. Hoy en día aún se escucha en cualquier parranda de amigos y en cualquier fiesta. En 2018, el Guimerá redivivo de alegres e inconfundibles emociones.

Pues como si quisiera prolongar el éxito sine die, Helena Bianco acaba de ganar la primera edición española de La Voz Senior (Antena 3 TV, Atresmedia), reservada a cantantes de más de 60 años, con la canción El camino. Integrada en el equipo de Pablo López (su autor), Bianco tiene ya setenta años -¡quién lo diría!- y en su palmarés no puede olvidarse otro gran impacto, como fue El puente, ganador en el Festival de Mallorca. La discográfica Belter, con la que habían contratado, encontró un verdadero filón en Los Mismos, que se disolvieron diez años después para reaparecer en 1996.

El triunfo de la cantante vallisoletana pone de relieve su elevada estatura artística y su facilidad para adaptarse a las nuevas tecnologías y a los estilismos de nuestros días. Claro que hay que tener talento y cualidades para triunfar entre las exigencias y la complejidad de la música de estas fechas. Los productores o representantes de entonces nada tienen que ver con los asesores o coaches de nuestro tiempo, aunque los ensayos sean de parecido perfil, acaso más perfeccionistas. Otros intérpretes o compositores de la generación de Bianco no tuvieron suerte, como Maruja Garrido, Ignacio Benavides, Gonzalo Encinas o José María Guzmán, todos de indiscutible valía.

Algunos críticos han sido muy crueles con las preferencias del jurado. Es probable que, como en aquel Festival del Atlántico de finales de los sesenta del pasado siglo, haya primado más el criterio comercial y el deseo de proyectar la producción con bases e intérpretes populares. Las cifras de audiencia no engañan: una media superior a dos millones de espectadores y una cuota de pantalla del 14, 7 %. “Tampoco quiero que me duelan los finales”, dice la canción con la que ganó esta modalidad senior. Claro…

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario