ANIMALES Sanidad SOCIEDAD

MASCOTAS | Los gatos, esos desconocidos (y sus parásitos también)

EBFNoticias | Los gatos tienen un protagonismo cada vez mayor como animales de compañía. Tal es su éxito, que hay clínicas exclusivas para gatos y muchos hospitales y clínicas veterinarias han modificado sus instalaciones pensando en sus pacientes felinos. Sin embargo, sobre el gato hay creencias falsas, algunas de las cuales repercuten directamente en su calidad de vida, en su salud y, obviamente, en la de los humanos que conviven con ellos.

De esto precisamente se va a hablar en una jornada técnica organizada por MSD Animal Health en colaboración con los Colegios de Veterinarios de Tenerife y de Las Palmas en la que intervendrán Alberto Montoya, doctor en Veterinaria por la UCM y en Medicina por la ULPGC, así como Guadalupe Miró doctora en Medicina Veterinaria por la UCM y Ángel Sáinz Doctor en Veterinaria por la UCM. La jornada se desarrollará el día 23 en La Laguna Gran Hotel bajo el título «Los parásitos del gato, esos grandes desconocidos»

Y es que no son pocos los que creen que su gato no necesita ir al veterinario porque «no sale de casa» cuando lo cierto es que, goce o no de libertad, el gato debe estar identificado con microchip, debe ser vacunado y desparasitado, y debe pasar controles veterinarios ya que están en riesgo de enfermedades parasitarias, algunas de las cuales pueden ser transmitidas al hombre. En este sentido, Alberto Montoya hace especial hincapié en que debemos acostumbrarnos al concepto «un mundo, una salud» en el que convergen los profesionales de todas las especialidades sanitarias porque todo lo que tiene que ver con la salud está absolutamente interrelacionado y necesita de una visión global.

Hablando de parásitos, las lombrices intestinales son muy frecuentes en el gato y a menudo, al igual que ocurre con los niños, las vemos en las heces y pueden producir enfermedades gastrointestinales tanto en los gatos como en las personas. «Si desparasitamos a nuestro gato con la periodicidad recomendada por el veterinario eliminaremos el problema», apunta Montoya que recuerda también que existe cierto miedo de las mujeres embarazadas a la toxoplasmosis si tienen gatos en casa, «pero si están correctamente tratados no hay ni el más mínimo riesgo».

En el caso de los parásitos externos, «no es necesario que el gato salga de casa para que pulgas, garrapatas y mosquitos les infesten», éstos encontrarán al gato allí donde esté. Todos tenemos terrazas, ventanas, plantas y esa es su vía de acceso al felino y pueden ocurrir dos cosas: nada o una enfermedad, dependiendo de si nuestro gato está controlado y tratado o no», explica Montoya.

De todos estos temas se hablará en esta jornada científica. Guadalupe Miró se encargará de tratar las enfermedades transmitidas por los parásitos internos que pueden llegar a causar trastornos de tipo gastrointestinal en las personas y que pueden prevenirse con el tratamiento adecuado para que no corra riesgos el gato ni su familia.

Angel Sainz hablará sobre enfermedades transmitidas por pulgas y garrapatas, algo que, aun no debiendo ser considerado un problema de higiene, es cierto que son una amenaza para la salud del gato y de las personas que conviven con él, porque puede causar bartonelosis, más conocida como la enfermedad del arañazo del gato, transmitida por la pulga que puede afectar a las personas en mayor o menor grado.

Finalmente, Alberto Montoya hablará de la dirofilariosis, una enfermedad de la que se habla mucho en los perros y apenas en el caso de los gatos cuando en los mininos es mortal sin dar síntomas previos, simplemente el gato muere de repente. «La vía de transmisión, como en los perros es un mosquito transmisor. Obviamente, no podemos evitar que los mosquitos piquen, pero existen fármacos que, administrados periódicamente según lo pautado por los veterinarios, evitan que se produzca la enfermedad»

Por eso es tan importante el concepto «un mundo, una salud», porque todos dependemos de todos: de lo que todos comemos, lo que todos respiramos, de lo que bebemos… y ese es el objetivo de todas las acciones de los colegios de veterinarios en su intento de sensibilizar a las familias y a la sociedad de que no vivimos aislados por especies, al tiempo que se imparte la formación continua que demandan los veterinarios.