FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

El bono social eléctrico | Juan Miguel Munguía Torres

Para los hogares y las familias, la energía es un bien imprescindible para satisfacer las necesidades básicas, como la iluminación, la alimentación o una climatización que permita mantener unas condiciones de confort suficientes para la salud. Además, debido a la creciente electrificación de los hogares, cada vez más tareas cotidianas requieren un suministro energético fiable y asequible.

El bono social de electricidad es un descuento en la factura eléctrica para consumidores vulnerables que cumplan ciertos requisitos respecto a sus ingresos y el consumo de energía que realizan. No obstante, millones de potenciales beneficiarios se quedan sin él por falta de información o por la complejidad del proceso. que consiste en descuentos en la factura eléctrica para los consumidores vulnerables económicamente.

El Boletín Oficial del Estado publicó el pasado 6 de octubre un Real Decreto-Ley medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores. El texto, que entró en vigor al día siguiente de su publicación, pretende reducir la factura energética de los consumidores y acelerar la transición a una economía descarbonizada mediante una mayor integración de las energías renovables.

Cabe recordar como para el Tribunal Constitucional son bases del sector eléctrico «la ordenación del suministro de electricidad y de gas, los derechos y obligaciones de los sujetos intervinientes, entre los que se encuentran la obligación de las empresas comercializadoras de suministrar la electricidad y el gas, el derecho a exigir el pago del suministro y a adoptar medidas respecto a los consumidores que estén en situación de impago», pues todo ello «incide directamente en la configuración del contenido del régimen jurídico de uno de los sujetos que intervienen en el sector eléctrico y de gas, al afectar directamente a sus obligaciones y derechos, y también conciernen a la garantía del suministro al tener como finalidad introducir una causa de suspensión de la interrupción del mismo en caso de impago»

Por tanto, el establecimiento de derechos y obligaciones para los consumidores y empresas suministradoras, estableciendo un régimen homogéneo que asegura un tratamiento común en cuanto a las consecuencias derivadas del impago del suministro eléctrico y de gas en todo el territorio nacional es una regulación que le corresponde realizar al Estado con fundamento en su competencia sobre sector eléctrico.

Con este Real Decreto las eléctricas no podrán cortar el suministro a aquellos hogares que tengan menores de 16 años. Y se prohíbe también la comercialización del servicio puerta a puerta. Y es que el modelo de bono que entró en vigor en octubre del año pasado no ha solucionado los problemas con la factura de luz de muchas familias españolas. Se calcula que lo perciben cerca de 720.000 hogares, si bien se esperaba que alcanzara los 2,5 millones de hogares. Los últimos datos hablan de que 4,6 millones de personas residentes en España no fueron capaces de mantener su casa caliente durante los meses de frío y que 6,8 millones, el 15% de la población, sufrieron temperaturas inadecuadas en la vivienda, retrasos en el pago de recibos o ambas situaciones.  Y el procedimiento de concesión del actual bono tarda meses, dejando a la mitad de los solicitantes fuera y colapsado de trabajo los Asuntos Sociales de los municipios. Se agilizaría el aplicar el descuento de manera automática, como se hace en Portugal desde julio de 2016 con la tarifa social. Pues la Dirección de Energía cruza datos con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria. Verifican qué clientes reúnen los requisitos y lo aplican directamente. Así, en Portugal los beneficiarios han pasado de 140.000 a 820.000.

Por último, informar a los consumidores que  el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha lanzado una web donde se informa a los posibles beneficiarios sobre el procedimiento para acceder a las ayudas en el recibo de la luz mediante el nuevo bono social eléctrico.

 

munguia@munguiaabogados.com

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario