FIRMAS

Pensionados Canarios-Venezolanos padeciendo el impago de sus pensiones | Mary Fernández.

Debido a la incertidumbre que está creada por la falta de pago de las pensiones de Venezuela, que no llegan desde hace 33 meses, y que en mi humilde criterio no cobraremos mientras en Venezuela continúe gobernando el régimen que la tiene oprimida, los pensionados de Venezuela, canarios o no, españoles o no, tenemos que alcanzar una manera digna de vivir los años que nos quedan, que no son pocos, por cierto.

Es bien sabido por todos, que el gobierno de Canarias ha aprobado una ayuda especial para los canarios retornados, exclusivamente para el año 2018; pero, estemos bien claros, el contingente de pensionados de Venezuela que hacemos vida en el archipiélago no son todos ni canarios, ni españoles, simplemente son pensionados de Venezuela, que no reciben su paga.

Por tal motivo, cada día más se acrecienta la dificultad para subsistir, y posibilidades para luchar por la subsistencia las hay; por ejemplo, solicitando las ayudas que Canarias y España tienen en su inmenso abanico de ayudas de asistencia social, esa sería posiblemente la manera más apropiada.

Hablemos de esas ayudas.

Una de ellas, la más expedita, es solicitar a su trabajadora social, las ayudas que su ayuntamiento tenga fijadas para los casos en los cuales nos encontramos inmersos.

Estas ayudas son un abanico variado, alimentos, pago de alquileres, pago de electricidad, de agua, bonos de transporte, entre otras.

Pero existen otros casos que son aún más delicados y que son la mayoría:

Pensionados que trabajaron en ambos países: España y Venezuela, y que no completaron los 15 años que España exige para el pago de una pensión completa aquí, o los 65 años, requisito indispensable para gozar de la pensión en España.  Éstos deberían en los actuales momentos, cobrar la pensión de España a pagos mínimos, si no es ese el caso, la ruta a seguir es la siguiente:

Introducir solicitud a pagos mínimos antes el INSS (Instituto Nacional de Seguridad Social). Para la respuesta, afirmativa o negativa de dicha solicitud, hay un lapso que ha de ser de 90 días continuos, si en ese tiempo no se ha recibido respuesta, se debe ir nuevamente al INSS con un documento redactado por un abogado e introducir un recurso de alzada, ya que al no recibir respuesta se puede tomar como silencio administrativo. Ésta segunda fase, la del recurso de alzada, tiene un lapso adicional de 45 días, a partir del día siguiente, o sea el día 46, y notificando antes al INSS por escrito, que por haber transcurrido ese lapso y no haber recibido respuesta, se toma nuevamente como silencio administrativo y como consecuencia se deberá actuar judicialmente; ese es el momento en el cual se ha de llevar a los juzgados, actuación que hará un abogado de oficio o privado. En todas las ocasiones que estos casos se han introducidos a los juzgados, los jueces han fallado a favor del demandante, teniendo el INSS que pagar al demandante la cantidad correspondiente, desde el día en que se introdujo el primer reclamo.

Pensionados que no han cotizado en España: Que hayan estado cobrando su pensión de Venezuela aquí en España, o la cobraban allá, el caso es el siguiente y muy parecido al anterior:

Se introduce la solicitud de “Pensión No Contributiva” ante el INSS, rellenando unas planillas preimpresas y adjuntando toda la documentación. Ésta fase tiene un lapso de 90 días para ser aprobada o negada; si en  ese tiempo no se ha recibido respuesta, se introduce un recurso de alzada, con un documento realizado por un abogado, donde se notifica que se introduce dicho recurso por el silencio administrativo, éste también tiene una duración para la respuesta de 45 días adicionales; si no se recibe respuesta en ese tiempo, se notifica por escrito, que en vista de que continua el silencio administrativo, se actuará judicialmente.

La forma de actuar es prácticamente la misma, y les reitero, todas aquellas demandas que han entrado a los Juzgados de España han resultado a favor del demandante, con la obligación del estado de pagar a dichas personas, desde el día en que se introdujeron los documentos.

Ahora bien, como sabemos que los pensionados poco o ningún dinero tienen para costearse un abogado y que el abogado de oficio en algunas oportunidades se tarda hasta un año para que los asignen, estamos hablando con abogados que puedan, con honorarios módicos y en condiciones favorables, hacerse cargo de los casos. Éstas demandas siempre serán individuales, no pueden ser colectivas, una vez que tengamos alguna información, los haremos saber por esta misma vía.

También he de informar que el pasado día 5 de septiembre, sostuvimos una reunión con la Señora Cónsul de Venezuela en Tenerife, quien nos informó que los pensionados, incapacitados y con grado de viudez que aun cobran en Venezuela, no necesitarán el Carnet de la Patria para realizar retiros de sus bancos, tampoco les será solicitado a sus apoderados ya que le solicitarán el carnet solo a aquellos que obtuvieron la pensión por vía de gracia, o sea, las misiones.

Años Dorados, es un artículo que escribo y publico ocasionalmente, relacionado solamente con temas de los pensionados de Venezuela en España, mas específicamente en Las Islas Canarias.

Para cualquier duda que puedan tener sobre el tema, me pueden dejar su mensaje en mi correo electrónico: geminis50@hotmail.com y/o por el teléfono (+34) 676 978 445, donde los atenderé gustosamente.

 

Mary Fernández es miembro de la Sección de Pensionados de la Unión Canario-Venezolana.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario