INTERNACIONAL Solidaridad

30 AGOSTO | Día Internacional de las Víctimas de las Desapariciones Forzadas

EBFNoticias | A lo largo de la historia y en todo el mundo, cientos de miles de personas han desaparecido como consecuencia de una catástrofe natural, un conflicto armado u otras situaciones de violencia.

Detrás de cada persona que desaparece hay muchas otras, sobre todo sus familias, que no la olvidan y sufren la angustia de no saber qué ha sido de ella. El bienestar de las personas que atraviesan una crisis y su capacidad para afrontarla dependen en gran medida de la posibilidad que tengan de mantenerse en contacto con sus familiares.

Por ello, Cruz Roja cuenta desde 1864, con el denominado Servicio de Restablecimiento del Contacto Familiar (RCF) y el Servicio Social Internacional (SSI), a través del cual el Comité Internacional de la Cruz Roja y las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y la Media Luna Roja prestan ayuda a las personas que han quedado separadas de sus familiares o están sin noticias de ellos. Este Servicio abarca un amplio abanico de actividades, cuyo objetivo es prevenir las separaciones y las desapariciones, mantener el contacto entre familiares y esclarecer la suerte que han corrido las personas dadas por desaparecidas.

En estos años, el RCF y el SSI ha reforzado su actividad en contextos migratorios, debido especialmente, a la crisis de personas refugiadas en Europa. En 2017, Cruz Roja Española atendió más de 1.500 casos, afectando a más de 4.500 personas. En el caso del RCF, la mayoría de los casos iniciados el pasado año, se debieron a la llegada de pateras. A través de este servicio se realizan actividades tales como búsqueda a personas en nombre de sus familiares; restablecimiento y mantenimiento del contacto entre ellos; reagrupación de familias inmigrantes separadas por causas de índole política y/o económica, reunir a familiares dispersos y ayudar en su repatriación; recogida, tratamiento y transmisión de información sobre personas fallecidas; entre otras.

‘Trace the face: búsqueda de migrantes en Europa’

En 2013, el CICR puso en marcha ‘Trace the face’ (www.tracetheface.org), una herramienta digital que tiene como objetivo ayudar a las personas a encontrar parientes que han desaparecido a lo largo de su proceso migratorio por Europa.

‘Trace the face’ permite a las personas que tratan de encontrar a sus familiares, subir una fotografía de sí mismas para aumentar las posibilidades de ser reconocidas. Gracias a ello, se ha ayudado a conectar a familias separadas.