Agroeconomía Consumo Gastronomía SANTA CRUZ SOCIEDAD

GASTRONOMÍA | Todas las miradas para Veteada en La Recova santacrucera

Roque Tosco Vargas (Carnicería Roque): «Hay que apostar por el producto«

EBFNoticias | Fran Belín | La Carnicería Roque es uno de los puntos icónicos de venta de lo más selecto en el Mercado de Nuestra Señora de África de Santa Cruz. Tiene la confianza de lugareños y visitantes y es uno de los enclaves comerciales que ha confiado en Veteada, el segmento de la empresa tinerfeña Rodisa que propone a los consumidores los cortes Premium de vaca del país. Aquí se desarrolló recientemente una de las actividades informativas sobre sus cualidades entre el público que realizaba sus compras.

Más de tres décadas en los cometidos de una carnicería de plena confianza para los santacruceros. Roque Tosco Vargas, al pie del cañón de Carnicería Roque, siempre intenta situarse como punta de lanza en aquel ámbito tan relevante del comercio gastronómico de la capital tinerfeña.

Ha estado siempre “por la labor” de abrir caminos a cosas nuevas y Veteada, la carne Premium de animales del país que sirve Rodisa aquí -además de en puntos seleccionados de la restauración tinerfeña-, luce en uno de los mostradores del céntrico puesto de La Recova.

Roque estima que se trata de un producto cárnico “muy bueno” y que “hay que apostar por introducir esta carne de calidad”, aunque es consciente de que eso será paulatinamente y como un desafío.

Esta línea Premium de Veteada, que parte de la base de una experiencia aquilatada durante toda una vida de Rodisa en el sector de la restauración y carnicería, se da a conocer en acciones informativas que supervisa “in situ” el director comercial Carlos Domínguez y que días pasados estuvo presente en el Mercado santacrucero con reparto de folletos informativos y de divulgación acerca de Veteada.

En los mismos se detalla que ésta aglutina toda la experiencia de los ganaderos locales que garantizan el bienestar animal, las condiciones de microclimas en los enclaves donde viven las cabezas de ganado y, por supuesto, la selección final en todo ese proceso con una fiable trazabilidad. Un conjunto que se puede apreciar en cada bocado y con unas claras evidencias: la cobertura de grasa amarilla, la alta infiltración de ésta (veteado), así como el sabor inequívoco y su melosidad a la par de la jugosidad intensa que ofrecen esas piezas tanto para los consumidores como los cocineros profesionales.

Para Pedro Díaz, gerente de Rodisa, se “trata de un proyecto importante en un ámbito que a menudo se ciñe a los grandes volúmenes comerciales. Esta línea Premium de Veteada con animales criados en el país parte de la base de una sólida experiencia en el sector de las carnes y la restauración durante toda una vida”.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario