Consumo ECONOMÍA E INDUSTRIA Empleo ISLAS SOCIEDAD

ECONOMÍA | Un estudio constata una reducción de la desigualdad económica entre las islas

EBFNoticias | La desigualdad económica entre las islas se redujo entre el año 2000 y el 2014. Esta es la principal conclusión que puede extraerse de la cuarta entrega de “Papeles de Economía Canaria”, presentada esta mañana ante los medios de comunicación. El estudio, que analiza y compara la evolución del Valor Añadido Bruto (VAB) por habitante en cada isla, forma parte de la serie de estudios económicos realizada por Corporación 5 y la Fundación DISA con el objetivo de disponer de información detallada sobre parámetros económicos y sus tendencias.  

Según este último análisis que versa sobre la “Convergencia económica entre islas”, las islas con menor renta por habitante en el año 2000 han crecido más que las de mayor renta per cápita inicial, lo cual hace que las diferencias entre islas se hayan reducido en el periodo analizado.

El presidente de la Fundación DISA, Raimundo Baroja, ha destacado que “esta colaboración con Corporación 5, nace con vocación de continuidad y pretende aportar análisis precisos sobre factores que afectan directamente a la economía canaria de cara a mejorar la información para la toma de decisiones estratégicas en el ámbito público y privado de las islas”.

Esta serie de informes analiza con criterios económicos la realidad más próxima, con el objetivo de ayudar a realizar previsiones y planificaciones estratégicas a medio y largo plazo bajo unos criterios fundados, además de poder dotar a la sociedad de una información veraz, específica y comprensible.

Convergencia económica entre islas

Si en el número anterior se ponía de manifiesto que la renta per cápita de Canarias se había alejado cada vez más de la del resto de España, pasando del 97% de la media nacional en el año 2000 al 82% en 2016, en esta cuarta entrega se ha tomando como referencia el ranking por islas, observando que hay dos cambios de posición importantes que se dan entre los años 2000 y 2014, siendo Fuerteventura la isla que menos proyección ha tenido y La Gomera la que más. Además, las mayores tasas de crecimiento se presentan, por este orden, en La Gomera, El Hierro y La Palma.

A lo largo de este análisis, también se aprecian tres patrones de comportamiento: el de las islas mayores, el de las orientales y el de las occidentales y, si se tiene en cuenta el Valor Añadido Bruto (VAB), se puede determinar que las islas han experimentando un proceso de reducción de la desigualdad en renta per cápita, que se ha visto ralentizado desde 2010.

Asimismo, las islas con mayor renta por habitante al inicio del periodo analizado han perdido peso en el VAB per cápita canario, las islas de renta media se han mantenido y las de menor renta por habitante en el 2000 han ganado importancia hasta 2014.

Se estima que en estos años el crecimiento anual del VAB canario ha sido del 3,1%, el de la población del 1,7% y el VAB per cápita ha crecido un 1,4% al año.

En los datos reflejados, el turismo ha tenido mucho que ver y es que las islas más dinámicas en término per cápita de Canarias son aquellas en las que el turismo tiene mayor protagonismo sobre el empleo total: Fuerteventura y Lanzarote. Conviene destacar que la influencia de este sector en La Gomera podría explicar la buena evolución de su VAP per cápita.

Las principales conclusiones alcanzadas con la elaboración de este cuarto informe son:

– Las islas con menor renta por habitante en el año 2000 han crecido más que las de mayor renta per cápita inicial, lo cual hace que las diferencias entre islas se hayan reducido en el periodo analizado (2000-2014)

– Se observan tres patrones de comportamiento: el de las islas capitalinas, el de las orientales y el de las occidentales. Estos patrones explican que se haya dado un proceso de convergencia entre islas.

– El proceso de convergencia en VAB per cápita entre islas ha sido más acentuado entre 2000 y 2010 y, a partir de ese año, se observa una ligera tendencia a la divergencia en renta per cápita.

– La mejor evolución del VAB por habitante de las islas no capitalinas viene explicado por el buen comportamiento de su VAP, así como del menor dinamismo de su población excepto en el Hierro, donde la población ha crecido más que la media canaria y cuyo VAB ha crecido más que en cualquier otra isla.

– Las islas orientales han presentado un menor dinamismo en términos del VAB por habitante, no debido a que su VAB haya crecido poco, sino a que la población de estas islas se ha comportado de forma mucho más dinámica que en el resto de Canarias. Por lo tanto, no han podido convertir el crecimiento demográfico en valor.

– Las islas más dinámicas en términos de renta por habitante son aquellas en las que el turismo tiene más peso sobre el empleo total: Fuerteventura y Lanzarote. Además, la importancia del turismo en el empleo total en La Gomera puede ser un factor determinante para su desarrollo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario