SOCIEDAD Televisión

TELEVISIÓN | Gypsy: una serie que reúne todo lo prohibido de la psicoterapia

EBFNoticias | Edith Gómez |  gananci.com | El pasado 30 de junio el monstruo de la televisión por Internet, Netflix, hizo el estreno de la serie Gypsy, agregando a sus múltiples opciones otro drama. Esta vez apostaron por traer a las pantallas de sus suscriptores la historia de una psicoterapeuta llamada Jean Holloway, una mujer de mediana edad quien cruza todos los límites que le apetecen desde su posición de poder doctora-paciente.

Al momento de elegir un terapeuta hay que ser extremadamente cuidadosos, ya que al compartir con alguien tus sentimientos, miedos, complejos, alegrías quedas muy vulnerable. Si la persona no tiene el profesionalismo que se requiere para manejar estos casos, puedes volverte una víctima. Si en estos momentos te sientes un poco triste y necesitas un empujoncito, mira en Gananci estas frases concretas para motivarte un poco por ti mismo.

El asunto es que Gypsy cuenta muchas facetas de la vida de esta mujer interpretada por Naomi Watts, su rol como madre, esposa y profesional, que se mezcla peligrosamente con su vida personal ya que en la historia hace gala de la manipulación para acercarse a sus pacientes estableciendo relaciones con personas importantes para ellos.

Al estar consciente de lo movedizas que son las arenas por donde se conduce, Jean crea diferentes personajes o alter egos con diferentes nombres, profesiones y hasta actitudes. Además usa información suministrada por sus pacientes para seducir a terceros haciendo hasta lo inimaginable para no verse descubierta en su interminable red de mentiras intrincadas.

Todo esto mientras hace malabares para mantener su vida marital y familiar lo más cerca de la normalidad posible. Objetivo que por supuesto no se cumple, en gran parte por involucrarse más de la cuenta con la joven Sidney, la ex traumática de uno de sus pacientes regulares, con quien empieza un romance propiciado por sí misma, basado en todo menos en una gota de verdad ni raciocinio.

Las faltas de la terapeuta hacia sus pacientes se cuenta entre lo más inquietante de todo el guion, ya que bastante difícil se hace el trabajo de estos profesionales tratando de ser personas dignas de confianza a donde la gente desee acudir para ser ayudados.

Desde mi punto de vista tipo de series le hacen un daño a la psicología desnudando el potencial de destrucción que pueden tener estas personas cuando no se comprometen con el ideal de su profesión, sino que utilizan todas sus herramientas en pro del beneficio propio.

Esto es algo interesante de Gypsy, en los 10 capítulos de duración de la serie no se logra conocer cuál es la motivación real de Jean para realizar esta serie de acciones que cada vez más va acercando su vida a la catástrofe. Se podría intuir que quizá el aburrimiento, ganas de ayudar por instinto, ganas de sentir adrenalina o simplemente no midió las consecuencias de sus actos y en su afán de tapar los errores cometidos lo que encuentra es echarle más leña al fuego. Pero no me decidiría por la tesis de la inocencia.

Todos sus movimientos calculados sin mostrar el más mínimo atisbo de remordimiento  para con su familia o amigos, sazonados por las grandes cantidades de alcohol y otros vicios que se representan de muchas maneras hacen que Jean Holloway sea una de las antiheroínas de la psicología más amada por los fanáticos de los dramas intensos y algo clichés.

Por otro lado, el mismo personaje debido a sus lugares comunes y comportamiento imprudente también se volvió uno de los más odiados por el gremio de la psicología (además de los críticos) por la mala reputación que puede alimentar en contra de estos profesionales. Todo esto hizo que se anunciara su cancelación apenas a 6 semanas del estreno.

Esta serie definitivamente muestra cómo la persuasión puede ser un arma de doble filo que debe ser utilizada con absoluta cautela. Te recomiendo leer cómo influir en las personas en Gananci para que tengas herramientas saludables para lograr tu cometido.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario