Sin categorizar

SANTA CRUZ | Cs recuerda al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que «sigue incumpliendo la Ley de Morosidad» en el plazo del pago a proveedores

EBFNoticias |Ciudadanos (Cs) ha recordado al Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife que en el plazo de pago a proveedores «sigue incumpliendo la Ley de Morosidad, aprobada en 2010, que establece un plazo de 30 días para el abono de las facturas».

Así lo ha manifestado el portavoz municipal de Cs, Enrique Rosales, quien ha señalado también que «a fecha de 31 de diciembre de 2016, según el informe de intervención sobre la liquidación de presupuestos, el plazo medio de pago a proveedores se situaba en 33,54 días», y ahora según los últimos datos publicados por Hacienda «está en torno a 41,48 días», es decir, «ha subido 8 puntos».

Por tanto, «no se entiende el optimismo y la celebración por parte de la corporación de este dato», ya que si bien «es de las instituciones locales más cumplidoras, no deja de ser una realidad el hecho de que se ha incrementado el tiempo de espera para el pago a los proveedores municipales».

«Es improcedente, negligente y reprochable la actitud triunfalista del equipo de gobierno en esta materia», ha apuntado Rosales, quien ha añadido que el concejal responsable del área, Juan José Martínez (CC), ha hecho «un auténtico despliegue de realidad aumentada que nada tiene que ver con la situación real».

«Es lamentable que el consistorio intente presumir de buena gestión a costa de los malos datos de otras instituciones públicas», ha opinado el edil de Cs. Y ha añadido que «con esta actitud», parece que el equipo de gobierno pretende que «la ciudadanía celebre el retraso en la mala gestión de los recursos financieros», más cuando con «este incumplimiento en el plazo del pago a proveedores se está perjudicando a los autónomos y pequeñas y medianas empresas de la capital».

Por todos estos motivos, Ciudadanos exige «una rectificación inmediata por parte del consistorio», que»dejen de engañar de una vez por todas a los santacruceros», y que «abandonen las prácticas de usar la página web para divulgar mensajes partidistas».