Sin categorizar

PARO | La Cámara de Comercio valora positivamente el descenso en todos los sectores económicos.

EBFNoticias | Como es habitual el paro registrado suele reducirse en el mes de julio debido al inicio de la temporada turística de verano. En esta ocasión el número de desempleados inscritos en las oficinas de empleo público se redujo en julio en 2.184 personas con una variación mensual del -1%, la mitad de descenso experimentado en el mismo mes del año 2016.

Atendiendo a la comparativa anual los datos muestran un retroceso en el número de parados del -6,1%, con 14.147 desempleados menos que en julio del año 2016 hasta situar la cifra total de personas inscritas en las oficinas de empleo público en las 217.895, el primer valor por debajo de los 220.000 parados desde enero del año 2009.

Por sectores económicos el paro se reduce en todos, liderados cuantitativamente por el descenso experimentado entre las actividades de servicios con 1.308 parados menos que en junio, seguidos de la agricultura con 207, la industria con 161 y la construcción con 101 desempleados menos en el último mes. Del mismo modo se redujeron los parados sin empleo anterior con un retroceso de 407 personas. En términos anuales solo crece el desempleo entre el colectivo sin empleo anterior con 1.108 parados más en un año, mientras que retrocede en el conjunto de sectores liderados por la caída en el sector servicios con 8.833 parados menos que en julio de 2016, seguida de la construcción con 4.799, la industria con 964 y la agricultura con 686 desempleados menos.

Entrando en un mayor detalle, por ramas de actividad, se aprecia como la mayor caída absoluta del paro mensual la registran los parados de la rama «Hostelería» con 1.155 desempleados menos y los de «Comercio al por mayor y al por menor; reparación de vehículos de motor y motocicletas», que disminuyen en 622 personas. Por el contrario, en las ramas de «Educación» y «Administración pública y defensa; seguridad social obligatoria» se producen los mayores aumentos del desempleo, con 1.161 y 115 parados más, respectivamente.

Por otra parte, las afiliaciones a la seguridad social de este mes retrocedieron levemente (-0,3%), acusando una pérdida de 2.277 ocupados menos en julio respecto al mes de junio, si bien es verdad que atendiendo a las cifras de hace un año los datos continúan siendo positivos con 37.036 afiliados más que suponen un crecimiento anual del 5,1%, el segundo más elevado del conjunto de CCAA tras el de Baleares (5,4%). El número total de afiliaciones asciende a 757.937 personas.

Unos datos que desde la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife se valoran de manera positiva, porque se mantiene el empleo y porque continua la tendencia descenso en la cifra de parados, con una contribución de todos los sectores económicos. Una buena tendencia que, para el presidente de la Cámara, Santiago Sesé, “requiere de nuevos estímulos, tanto desde el lado de la demanda como de la oferta, para evitar que la misma se ralentice o se frene en un momento crucial para consolidar la recuperación que está experimentando Canarias desde hace ya casi cuatro años”.

Por el lado de la demanda laboral, el presidente de la Cámara cree que “gracias a los nuevos estímulos económicos que van a llegar a Canarias será posible impulsar nuevos proyectos que propicien una mayor actividad, pero para ello será necesario que se actúe de forma paralela en una modernización, simplificación y agilización administrativa que permita que el flujo inversor, tanto público como privado, no se frene por causas administrativas”. Asimismo, apunta que, “desde el lado de la oferta laboral los problemas y las soluciones son varias, pero han de focalizarse en reducir el elevado nivel de desempleo estructural que registra el archipiélago el cual está impidiendo que, a pesar de que se está generando empleo, las cifras de paro no bajen al ritmo deseado”.