Sin categorizar

LA OROTAVA. El Ayuntamiento villero cancela totalmente la deuda e incrementa en un 60% las inversiones

EBFNoticias.- El alcalde de La Orotava, Francisco Linares y el portavoz del grupo de gobierno y edil responsable de la Hacienda local, Juan Dóniz, ofrecieron ayer una rueda de prensa para informar de la modificación presupuestaria favorable que se eleva al pleno a celebrar este martes 28 de marzo y que es un hecho histórico ya que permitirá destinar el ahorro a otras partidas del presupuesto general aprobado el pasado noviembre y entre otras cosas incrementar las inversiones. Así, el presupuesto global para el presente ejercicio 2017, crece más de un 12% y pasa de 37 millones de euros a unos 42 millones de euros. Mientras que las inversiones aumentan en casi un 60%.  

 Dóniz apuntó que una vez conocida la liquidación de los presupuestos de 2016 «se han cumplido y mejorado» casi todos los parámetros que establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LEPYSF». En este sentido valoró que se cumple con la estabilidad y gracias a este equilibrio el Ayuntamiento dispone de más de seis millones de euros.

 «Antes del próximo 1 de mayo—aseguró el edil— quedará totalmente cancelada la deuda, que a 1 de enero de 2017 era de 1.401.991 euros». Recordar en este sentido que a finales del año 2012 la deuda con los bancos ascendía a unos 18 millones de euros.  Por otro lado, es de resaltar que también se cumple con la Regla de Gasto, cosa que no ocurrió en el 2015, por lo que el ayuntamiento tuvo que presentar un Plan Económico-Financiero por dos años. Con el cumplimiento de la Regla en la Liquidación del presupuesto de 2016 «se vuelve a la senda, como así se preveía». Y en cuanto al parámetro del Período Medio de Pago (PMP) a proveedores (que se exige a 30 días), «cerramos el cuarto trimestre con 32,40 días frente a 42,94 el cuarto trimestre de 2015».

 Todo ello permite llevar al Pleno una modificación presupuestaria que incrementa las partidas del presupuesto inicial para 2017. Se liquidarán las facturas pendientes de 2016 cuyo importe no supera los 180.000 euros (mientras que el año pasado superó los 900.000 euros) y se incrementarán las inversiones. Inicialmente éstas ascendían a 3.578.000 euros y ahora superarán los 5.723.000 euros, 2.145.000 euros más. Entre otras cosas se prevé adquirir un inmueble próximo al ayuntamiento para trasladar el área de urbanismo y abrir en la Casa Consistorial un espacio exclusivo de atención al ciudadano; reformar el Kiosco de la Plaza de la Constitución para poder sacar a concurso público la explotación del mismo como cafetería; adquirir un vehículo totalmente equipado para Protección Civil; rescate de zona de San Agustín; además de aumentar en otras acciones previstas como mejora de parques, vías, escuelas municipales y centros escolares…

 El alcalde Francisco Linares valoró la gestión económica municipal y aseveró que se trata de una «noticia extraordinaria». Destacó que «el Ayuntamiento de La Orotava supo y pudo capear el temporal de la crisis económica general, y mientras otras corporaciones apostaron por eliminar de sus presupuestos ayudas y subvenciones, el Consistorio villero, con el apoyo de todos los grupos, sacrificó muchas cosas, proyectos y acciones, pero abogó por continuar con el apoyo en lo social, lo educativo y cultural». «Así—apostilló— fue uno de los primeros municipios de Canarias en implantar un Plan de Austeridad, y con sacrificio se mantuvieron las subvenciones, las escuelas municipales y las ayudas a los diferentes colectivos del municipio…».  «Hicimos un gran esfuerzo y lo superamos, y para ello ha sido fundamental una eficaz gestión técnico-política», subrayó. En este sentido también valoró que las distintas acciones municipales han favorecido un movimiento socio-económico en la Villa y la creación de más de 1.500 empleos en los últimos dos años.

 El alcalde y Juan Dóniz manifiestan que el Ayuntamiento de La Orotava sigue siendo prudente, y no se gastará más de lo que tiene. Pero reclaman al Gobierno de España que sea más flexible con los ayuntamientos que han cumplido y que no tienen deuda, como La Orotava, «con el fin de poder destinar los ahorros y superávit a inversiones productivas y obras de interés social». El Ayuntamiento villero podría ahora mismo gastar más, de sus ahorros, para proyectos que beneficien al municipio, pero a día de hoy ello supondría entrar en inestabilidad presupuestaria y ser intervenidos por el Estado como les ha ocurrido a muchas otras corporaciones locales de España.