FIRMAS Juan Velarde

Paz Padilla se cabrea por obviedades como que la graban sin permiso en ‘Sálvame’. Por Juan Velarde

¡Qué vida tan sencilla y tan aburrida deben de tener los responsables de ‘Sálvame’ para hacer de una bobada la polémica del año! Sí, ahora lo que pita en ese programa de Telecinco y en las redes sociales es el drama de la presentadora, Paz Padilla, a la que parece ser que le han hecho la faena con la supuesta filtración de unas fotos en las que se vería a la presentadora probándose uno de los vestidos que usará en la gala de Navidad del primer canal de Mediaset.

A ver, no soy un ingenuo y está claro que no vas a esperar de ‘Sálvame’ que te den conferencias sobre física cuántica o matemáticas industriales. El formato es lo que es. El problema es que ya han tocado tantos palillos, han agotado hasta dejar estériles los campos de cultivo de temas que tienen que tirar del artificio de polémicas que tienen misma elasticidad que una soga de seda, se rompe al primer tirón medianamente flojo.

Por eso, no tiene razón de ser que Padilla se ponga hecha un basilisco por algo que siempre ha sido normal en la cadena y en el programa, entrar en las partes más íntimas de invitados, no invitados y presentadores de la cadena. Salvo con Sara Carbonero, quien fue muy estricta con sus compañeros advirtiendo que no iba a tolerar una sola imagen difundida sin su consentimiento, todo el mundo que trabaja en Mediaset es carne de cañón de acabar siendo despellejado a poco que no haya tramas que vender en el día.

Así que Paz Padilla, menos hacerte la víctima, la sorprendida o la indignada. Trabajas donde trabajas y aunque seas la suma sacerdotisa de ‘Sálvame’ eso no te libra de acabar retratada por tu noviete sociata o que un reportero se cuele en el camerino mientras estás haciendo pruebas de vestuario. Al menos consuélate que las imágenes no te las hiciesen entre vestido y vestido, quedándote como Dios te trajo al mundo.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario