FIRMAS Juan Miguel Munguía Torres

La responsabilidad social corporativa. Por Juan Miguel Munguía

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) representa una forma de entender la gestión empresarial –y de cualquier organización– que, buscando la rentabilidad y sostenibilidad del negocio, actúa desde los valores para crear oportunidades de desarrollo económico y social, que se compromete con las personas y el entorno minimizando impactos, y tiene en cuenta los legítimos intereses de los grupos de interés con los que se relaciona.

El caso Volkswagen representa, a todos los efectos, el fracaso absoluto de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Hablamos de una manipulación consciente, conocida a todos los niveles de la compañía, intencionadamente diseñada para obtener un plus de competitividad con el que hacer frente a la pujanza de otros competidores; resultando todo lo contrario. La RSC de VW nos dice que «el compromiso con la sostenibilidad, el medio ambiente y la sociedad constituyen los valores principales de la responsabilidad social corporativa de Volkswagen-Audi España». Dentro de esa RSC destaca el programa «Think Blue» que «tiene como prioridad la protección medioambiental y la conducción sostenible. Unir tecnologías más eficientes y naturaleza. Eso es Think Blue.

Acuñado hace relativamente poco, el concepto ha cobrado protagonismo en los últimos años, sobre todo ante el auge de otros similares como la sostenibilidad medioambiental, el buen empleo de los recursos naturales, el desarrollo sostenible, la conservación de los ecosistemas y las obras sociales.

La responsabilidad social corporativa se asume de manera voluntaria por las organizaciones. Esta responsabilidad va mucho más allá de asumir las normas y leyes obligatorias tanto nacionales como internacionales. La responsabilidad social es un valor que la empresa siente como propio, y no una acción que las empresas llevan a cabo sólo con el fin de obtener otras ventajas asociadas.

Por ejemplo: Inditex en el año 2001 decidió poner en marcha su departamento de Responsabilidad Social Corporativa. El objetivo de esta decisión residía en abordar los cambios derivados de su crecimiento y expansión tanto dentro como fuera de España y en sus áreas de influencia, marcando tres principios estratégicos: la buena fe hacia los consumidores; el diálogo constante con sus grupos de interés; y la transparencia informativa sobre su estrategia de sostenibilidad. Mercadona se centró en el ahorro energético con el proyecto tienda Ecoeficiente; en los residuos y productos de limpieza, y el compromiso social consistente en establecer un programa periódico de donaciones a los diversos bancos de alimentos de España y de organizaciones como Cruz Roja y Cáritas y algunos comedores sociales.

En el año 2014 el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas 2014-2020, un documento que destinado a ser un marco común de referencia para armonizar las distintas actuaciones que, en relación con la Responsabilidad Social, que compromete a las empresas, las administraciones públicas y al resto de organizaciones para avanzar hacia una sociedad y una economía más competitiva, productiva, sostenible e integradora. Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas que aspira a impulsar acciones con los siguientes objetivos: Reforzar y alinear los compromisos de las empresas y de las Administraciones públicas con las necesidades y preocupaciones de la sociedad española, entre las que se encuentra la generación de empleo. Contribuir a reforzar los modelos de gestión sostenibles que ayuden a las empresas a ser más competitivas y a las administraciones públicas más eficientes. Potenciar aquellos programas de responsabilidad social que impulsen la MARCA ESPAÑA, la credibilidad internacional y la competitividad de la economía española, junto a la sostenibilidad y la cohesión social.

Vemos que la responsabilidad social empresarial no es una moda, sino un elemento esencial para aquellas compañías que desean ser competitivas y mantenerse en el tiempo. Requerimos de un gobierno, de empresas y de ciudadanos desde los distintos sectores que se comprometan en construir un país con sentidos éticos, con responsabilidad, con la noción última de que el otro es lo más importante. ¿De qué lado está usted, de los que innovan o de los que se hacen parte de una moda?

munguia@munguiaabogados.com

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario