SOCIEDAD UNIVERSIDAD

El Rector de la ULL recibe a los nuevos doctores y les pide «compromiso con la sociedad»

EBFNoticias/Foto: Emeterio Suárez.- El rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, cerró hoy, lunes 10 de octubre, el acto de investidura de los nuevos doctores y doctoras de la institución académica con un discurso en el que les pidió que hicieran gala de su responsabilidad: «Les pido compromiso pleno con la sociedad que ha permitido concluir la tesis doctoral, culminación de la vida de estudiante universitario. Creo que la mejor forma de corresponder será con el trabajo bien hecho en el ámbito de la investigación de la enseñanza. Seamos exigente con nosotros mismos, con nuestro trabajo».

En el acto celebrado en el Paraninfo universitario ostentaron el birrete 63 doctores y doctoras, que se unieron así a los 42 que lo recibieron durante la pasada ceremonia de apertura del curso 2016-2017, celebrada el pasado 13 de septiembre.

La razón de celebrar dos ceremonias separadas ha sido, precisamente, la gran cantidad de doctorandos que leyeron su tesis el curso pasado, 371 en total. No todos los nuevos doctores y doctoras desean participar en el acto público pero, dado que había más de un centenar que sí había manifestado su interés, se decidió dividir en dos las investiduras porque era inviable hacerlas todas en una sola ceremonia.

El director de la Escuela de Doctorado y Estudios de Posgrado, Ernesto Pereda, explicó con mayor detalle esta circunstancia durante su intervención, la primera de la ceremonia. «Durante el último curso se han defendido 371 tesis doctorales en la ULL. Esto supuso multiplicar por seis la media de tesis leídas anualmente en los cinco cursos anteriores y es una consecuencia de la fecha límite impuesta por el Real Decreto 99/2011 a las tesis doctorales que estaban en marcha cuando éste entró en vigor».

Pereda repasó del primer año de andadura de la escuela que dirige, agradeciendo a sus compañeros del equipo de gobierno del centro y al personal de administración y servicios. También tuvo palabras de aliento para los nuevos doctores: «Cada uno debe averiguar hacia dónde quiere ir. En mi experiencia os diré que el camino correcto suele ser siempre el más difícil; sin embargo, descubriréis también que los caminos difíciles son los que llevan a los lugares más hermosos».

La entrega de birretes se produjo en dos tandas: la primera tras la intervención del director de la Escuela de Doctorado y Estudios de Posgrado y la segunda, tras la conferencia dictada por la catedrática del Departamento de Filología Clásica, Francesa, Árabe y Románica de la ULL Dolores Corbella Díaz, titulada: “De profesión: lexicógrafa”.

La ponente aprovechó la ocasión para felicitar a los nuevos doctores y doctoras por el logro obtenido, especialmente en unos tiempos poco propicios para la I+D. Su conferencia consistió en la explicación de su labor como «lexicógrafa», es decir, hacedora de diccionarios» mediante la recopilación de palabras con la intención de ofrecerles un significado.

Abogó por la necesidad de que las mujeres sean visibles en todos los ámbitos, de ahí que el título de su ponencia reivindique la denominación «lexicógrafa», acepción femenina de la palabra que no fue incorporada al diccionario de la RAE hasta 1984. Ese momento también sirvió a Corbella para glosar la figura de María Moliner, autora del «Manual de uso del Español», que según García Márquez es «“el más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana”.

También aprovechó la ocasión para presentar algunos logros de la llamada escuela de lexicografía de la Universidad de La Laguna, veinticinco años dedicados a recoger y explicar de manera concienzuda los vocablos típicos del léxico canario. Un hito fundamental ha sido la publicación en Internet del «Diccionario Histórico del Español de Canarias», en línea desde diciembre de 2014 gracias al patrocinio del Instituto de Investigación Rafael Lapesa de la Real Academia Española.

Tras la intervención musical de la cantante japonesa Satomi Morimoto, el rector de la ULL cerró la ceremonia con un breve discurso en el que no solo felicitó a los nuevos doctores y doctoras, sino que sirvió para reivindicar la formación de posgrado.

Manifestó el interés de la institución por crear másteres atractivos capaces de atraer a estudiantes de fuera de las islas y doctorados igualmente ambiciosos. «No partimos de cero, ya hay un importante camino recorrido, de forma que hoy somos una universidad con una importante actividad investigadora, como se nos reconoce en diferentes ránquines. Apoyándonos en lo mucho que ya tenemos, hemos de dar el salto que permita situar a nuestra universidad en la vanguardia de la investigación».

Agradeció las aportaciones al acto tanto de Ernesto Pereda, a quien felicitó por el primer año de andadura de la escuela que dirige, y a la catedrática Dolores Corbella, de quien recordó que, precisamente gracias a su labor como lexicógrafa, ha sido nombrada Académica Correspondiente de la Real Academia Española.

También felicito a los nuevos doctores y doctoras por su esfuerzo para alcanzar el más alto nivel académico y les exhortó a seguir manteniendo su compromiso con la calidad de la investigación: «La universidad pública, la que hace posible la igualdad, se mantendrá con el apoyo de la sociedad y para lograrlo hemos de buscar la excelencia en lo que hacemos. Les pido que así lo hagan en el futuro».

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario