FIRMAS Salvador García

Vientos turísticos favorables. Por Salvador García Llanos

Los vientos turísticos favorables también soplan en el Puerto de la Cruz. Lo reflejan las Estadísticas de Turismo Receptivo del Cabildo Insular. Las referidas al primer semestre del año indican que hay un 16,1% más de clientes que en el mismo período de 2015. En números totales, 407.395 turistas alojados, tanto en el ámbito hotelero (16%) como en los establecimientos extrahoteleros (16,4%).

Las cifras positivas se extienden también a las pernoctaciones, pues se han registrado en el citado período más de tres millones, un 16,2% más que en el ejercicio anterior. El promedio de estancia, por cierto, se mantiene como en la contabilización anterior, es decir, una media de 7,54 días, lejos, en cualquier caso de los nueve o diez días de hace unos años. El índice de ocupación media de los establecimientos alojativos de la zona fue de un 72,8%, un 18,9% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior, que supone uno de los más altos en muchos años. La ocupación hotelera se situó en un 78% y en los establecimientos extrahoteleros fue del 61,7 %.

Interesa siempre, a la hora de conocer las fuentes de mercados emisores, la procedencia de la afluencia turística. Y aparece el mercado nacional, la gran baza de otros años, la verdadera obsesión de empresarios y ejecutivos, como referencia principal. Y eso que la promoción específica, por lo que trasciende, no parece ser muy impactante. Pero que el mercado nacional tenga una cuota del 45,2%, con un incremento del 10,3% en relación al primer semestre del pasado año, es significativo. En total, han visitado el Puerto de la Cruz 184.313 clientes españoles, frente a los 223.082 extranjeros.

El consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, ha explicado que tras los repuntes detectados en noviembre del pasado año, los extraordinarios registros que coinciden con la edición del Festival Internacional de Arte en la calle, Mueca, y con las festividades del puentes del mes de mayo, el balance tiende a la estabilización. Ya se verá cómo evoluciona en el segundo semestre, especialmente por lo que concierne al mercado nacional que sigue siendo pieza codiciada en otros destinos insulares.

Que los registros, además de ser motivo de alegría, sean bien analizados y escrutados desde la óptica local. Que se valore si obedecen a promociones acertadas o, simplemente, se va a rebufo de excedentes, desvíos y otras circunstancias. Que no predomine la euforia ni sirvan para dormirse en laureles. Pero que se aprecie bien lo que vale la experiencia o la madurez del destino. Y que, aún con vientos favorables, la necesidad de innovar y mejorarlo es imperiosa.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario