FIRMAS Juan Velarde

Chaves y Griñán: sus cursos para formarse eran en realidad para forrarse. Por Juan Velarde

A Manuel Chaves y a José Antonio Griñán se les han acabado los cuentos y las excusas. Los que mantenían que lo de los ERE fraudulentos fue una cosa de cuatro golfos y que ellos poco menos que no tenían responsabilidad alguna en la gran estafa de los 3.000 millones de euros van a tener que sentarse en el banquillo de los acusados junto a otros 24 exconsejeros y altos cargos de la Junta de Andalucía, entre ellos algunos caviar como Gaspar Zarrías (el multivotaciones) o la inclina Magdalena Álvarez (Lady Aviaco).

Los expresidentes andaluces han defendido hasta la extenuación que los de los famosos cursos era para formarse, pero el juez ha visto más claro que más bien eran la vía ideal para forrarse, para forrarse los de siempre, claro, que la formación de pinches de cocina para un ya desaparecido restaurante de Huelva le salía al contribuyente a 35.000 euros de vellón a cambio de que los alumnos recibiesen un pelador de patatas. ¿Saben ustedes a qué dedicaban la pasta estos aprovechateguis de los fondos de formación? Pues a comprar productos caviar, mariscos de alto copete, bebidas espirituosas en algunos caso con dos ceros a la derecha (en precio, no en graduación).

Por el momento, nadie en el PSOE mueve una sola ceja, se ha producido un sonoro silencio frente a la citación judicial, qué diferencia cuando los implicados eran los Bárcenas, Rato o el Granados de turno. Porque si estos del PP eran una chorizos de tomo y lomo, no menos lo son los Chaves y Griñán.

Y esto también tiene que servirle a los ’subiditos’ de Ciudadanos, que parecen poner mucho el acento en la corrupción de los populares, pero parecen olvidarse que el mayor caso de desvío de dinero público se ha producido en la comunidad en la que sostienen sin rechistar al partido que ha sido responsable de fomentar esa maloliente corrupción, ese tufillo de clientelismo infame en la que trincaba todo quisque, empezando, cómo no, por la hija del mismísimo Chaves y vamos a ver si no acaba pringado en el ajo hasta el mismísimo ‘tieso’ de la sin par Susana Díaz.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario