Canarias Moda SOCIEDAD

MODA. Mauro Quintero, un modelo herreño para Gucci. Por Mónica Ledesma

EBFNoticias/ Mónica Ledesma.- De posar ante la cámara de un amigo en su añorado Pozo de las Calcosas, en la isla de El Hierro, a años más tarde hacerlo como imagen de la firma italiana de moda Gucci podría ser el mejor resumen de la meteórica trayectoria de Mauro Quintero, uno de los top models canarios con más proyección internacional. Alto (1,89 centímetros), guapo, pelo castaño, ojazos azules y medidas casi perfectas componen la mezcla ideal para que este maniquí con cara de niño haya conquistado el corazón de Milán.

Sin imaginar que su vida iba a dar un giro de 180º en un tiempo récord, Mauro Quintero se vio abocado a cambiar su tranquilo rol de estudiante de Relaciones Laborales en la Universidad de La Laguna por un incesante universo de pasarelas, flashes y glamour. Una experiencia que tuvo su origen en 2012, cuando animado por una amiga se presentó a un certamen de belleza en Tenerife y logró alzarse con el triunfo. Una cosa llevaría a la otra y pronto las agencias de modelos y las pasarelas canarias y nacionales se convertirían en aliadas hasta, finalmente, dar el salto a Italia.

Se define como introvertido pero a la vez amigo de sus amigos, entre los que destaca a Carlos Gómez e Iván Noda, éste último a quien debe cada uno de los consejos que le han ayudado tanto, añade. «Es una persona muy especial con unos grandes valores y mi referente como modelo», apunta al respecto. Unas palabras de cariño que también traslada a otro top canario, Carlos Gómez, junto a quien comenzó su andadura en este mundo del modelaje. Así es la esencia más íntima de Mauro Quintero, un joven canario que con 23 años no solo ha logrado seducir los objetivos de reconocidos fotógrafos internacionales sino que destacadas marcas de moda hayan puesto sus ojos en él.

El top model canario triunfa en las pasarelas de Milán, donde ha logrado ser imagen de reconocidas firmas internacionales, entre ellas Gucci

El modelo canario, Mauro Quintero en un test para el fotógrafo Szilveszter Mako.
El modelo canario, Mauro Quintero en un test para el fotógrafo Szilveszter Mako.

–  ¿Cómo comienza en el mundo de la moda?

– En mi caso fue por casualidad. En la vida a veces encontrar tu camino o definirte por algo no resulta del todo fácil, y más a temprana edad, aunque con el paso de los años aumentan las preocupaciones. Lo cierto es que empecé gracias a un buen amigo herreño que fue modelo y actualmente es fotógrafo, Héctor Amaro, a través de un viaje veraniego a su isla natal y dando un paseo por el Pozo de las Calcosas, lugar donde por más que descubra mundo no encuentro nada que se le asemeje, toda mi infancia la he pasado ahí y es mi rincón. Él curiosamente me vio disfrutando de mi rincón y me propuso hacerme fotos, ya que, según decía, tenía potencial para ello. Además en esas fechas, una amiga, Shushyla Smith, me propuso presentarme con ella a un certamen de belleza, lo cual jamás me había planteado hasta entonces pero acepté porque consideré que podría ser una buena experiencia para conocer gente y experimentar algo nuevo. Aunque gané el concurso no por ello comencé en la moda, sino más adelante cuando empecé en una agencia. De mi paso por el certamen, lo más bonito que logré ha sido la gran amistad que encontré en Carlos Gómez, pues nos conocimos ahí y desde entonces ambos nos hemos dedicado al modelaje y vamos de la mano desde el principio. Pero todo ha ido poco a poco.

MAURO1

– ¿Qué ha significado para un herreño llegar a desfilar en pasarelas internacionales?

-Como herreño ha sido muy bonito. Siento muchísimo el apoyo de toda mi gente que, además de ser muy cercana, se siente orgullosa de mí. Además siempre cuentan conmigo para lo relacionado con eventos importantes, pues fui jurado en la gala de la reina de la bajada de la Virgen de los Reyes. A pesar de considerarme introvertido, y de haber salido de una pequeña isla, lo cierto es que cada vez me encuentro más cómodo haciendo lo que hago y disfruto con ello. También es cierto que la falta de información sobre el mundo de la moda en El Hierro, en particular, y en Canarias en general, tiende a confundir ser modelo con ser Míster, y es algo que no me gusta, pues ser modelo no tiene nada que ver con lo anterior.

image1

– ¿Cómo ha cambiado su vida en tan poco tiempo?

– Mi vida ha dado un vuelco en el sentido de tener que abandonar la zona de confort. Para mí ha sido muy difícil salir de Canarias, ya que lo considero el mejor lugar del mundo, donde tengo mi familia, mis amigos y toda mi vida, pero soy consciente de que para trabajar en este campo no queda otra. Hoy por hoy no me arrepiento de haber tomado esta decisión apoyado por mi agencia +Qmoda Gran Canaria, pues gracias a Giovanni Déniz y Josué Quevedo hoy todo esto que vivo puede estar pasando. A pesar de ser un paso arriesgado y perder muchas cosas que aprecio por partir de mi isla, siento que es necesario descubrir cosas nuevas, enfrentarte a la vida, a los problemas y a los logros, y ahora es algo que estoy experimentando.

– ¿Se siente soledad en el mundo del modelaje? ¿Ha llorado por ello?

– Llegé a Milán con la preocupación de qué pasaría, con un inglés muy flojo, con mi maleta y poco más, no sabía ni dónde me quedaría. En la agencia me dieron todas las indicaciones y me asenté primero en un apartamento de modelos con tres chicos más. Por suerte tuve los mejores compañeros que me podrían haber tocado, me ayudaron bastante y eso es un plus para afrontar lo que tenía por delante. Pero la verdad es que las primeras semanas lo pasé un poco mal por el tema del idioma y la poca costumbre de compartir piso. Al final me adapté, mejoré mi inglés y me relacioné mejor con mi entorno. Ahora vivo en otro lugar, ya que necesitaba más espacio y más comodidad. Sobre si he llorado por estar solo… siempre hay algún bajón, siempre echas de menos a alguien, como tus padres o personas a las que aprecias, pero que con la distancia todo es diferente y más difícil. No obstante, forma parte de la vida y es a lo que renuncias para buscar un camino.

 

Mauro Quintero

– ¿Qué es lo que más sorprendente desde que comenzó como modelo?

– Lo que más me ha sorprendido desde que estoy en Milán es la gran competencia profesional que existe. Es increíble y jamás me hubiera imaginado la cantidad de modelos que hay aquí. He estado hasta más de dos horas en colas de castings para 15 segundos de entrevista. La gente cree que el hecho de ser modelo ya te abre todas las puertas, pero por el contrario es como la vida misma, necesitas una dosis de suerte y siempre estar positivo, ya que considero que es un mundo en el que si no ves frutos puedes plantearte si de verdad vale la pena. Yo he tenido la suerte de que me ha ido bien, pero lo mío me ha costado. La clave es mantenerse con actitud positiva y pensar que si otros pueden por qué yo no. Por otro lado me ha sorprendido todo lo que hay detrás de las grandes marcas, la cantidad de trabajo que existe, lo desorbitado del precio de algunas prendas y la cantidad de gente que hay dispuesta a comprarla (risas).

Mauro Quintero desfiló para Lucas Balboa en la MFShow Men 2015.
Mauro Quintero desfiló para Lucas Balboa en la MFShow Men 2015.

– ¿Qué trabajo de los realizados hasta ahora destacaría u olvidaría?

-Sin duda destaco mi trabajo para Gucci, ya que todo modelo sueña con trabajar para una gran marca y yo no me lo creía cuando me llamó la agencia, enseguida me vino un alivio y pensé que valió la pena dar el salto. Otro trabajo importante es una campaña que hago para la marca Kenvelo, ya que es en Canarias y el equipo con el que trabajo son gente llena de amor y energía por lo que hacen y me hacen sentir muy importante para ellos. Asimismo, algo que me encanta hacer, y a la que iría siempre, es a la pasarela de baño de Gran Canaria Moda Cálida, pues comparto una semana con mis amigos modelos canarios disfrutando de nuestras islas, con un ambiente espectacular. Por contra, no me olvidaría de ningún trabajo, pues por ello estoy aquí y cada uno forma parte de mi carrera. Lo que sí, quizás, es algún que otro madrugón o jornadas algo largas de trabajo delante de una cámara.

En la pasarela Gran Canaria Moda Cálida.
En la pasarela Gran Canaria Moda Cálida.

– ¿Hay envidias entre los modelos masculinos?

– La verdad es que soy competitivo en algunos ámbitos de mi vida, como el deporte, a veces demasiado, soy un apasionado del CD Tenerife y no quiero que pierda ni entrenando. Pero, en el mundo de la moda jamás he sentido esa sensación de creerme mejor que nadie o tapar el paso a otro. Considero que lo que está para mí lo estará igualmente, aunque me codee con muchos chicos con muchísimo potencial. He compartido pasarela con grandes modelos y entre nosotros nunca he notado envidias o enemistad o al menos no me he dado cuenta. La moda es como tú quieres que sea y te encontrarás con lo que quieras encontrarte.

– Los modelos masculinos españoles parecen estar de moda. ¿Qué ofrece el made in Spain?

-Es cierto que los modelos españoles caen muy bien a los clientes y cada vez tienen más presencia. Para ser un buen modelo no sólo se necesita un buen físico con una cara bonita sino muchos más valores que no están a simple vista, y los españoles, o más concretamente los canarios, tenemos esa dosis de energía que cae bien. Son muchos los modelos de las Islas que están triunfando fuera. Quizás sea porque venimos del paraíso.

MauriQuintero

– ¿Cuál cree que es la clave de su éxito?

-La clave de mi éxito simplemente radica en haber dado el paso, dejar que todas las emociones de la aventura entraran a mí, en no ponerme pegas, en afrontar las cosas como vienen, en adaptarme rápido a las circunstancias, en olvidar las cosas que no aportan y centrarse en lo que ahora tenemos en frente.

image6
Editorial para una revista italiana.

– ¿Un modelo masculino sufre menos presión psicológica que una mujer en el mundo de la moda?

-Desde luego que sí. Admiro a todas y cada una de las modelos femeninas que hay en el mundo, las admiro porque no es nada fácil, y mucho menos para las grandes tops. La presión es muchísimo mayor que para los hombres, tienen que estar pendiente de mil cosas más que, en cambio, con nosotros son más flexibles. Una modelo si no está en medidas es difícil que pueda trabajar. En cambio un hombre, aunque no tenga un físico espectacular, puede y para grandes marcas, siempre dentro de un estado saludable. Por ejemplo, si voy a un casting lo hago con la ropa que yo quiera, mi book y poco más. Las chicas tienen que cargar siempre con sus tacones a todos lados, parece una bobería pero son detalles que hacen que las modelos tengan más presión. También es verdad que cobran más.

KVL

MAURO7

– ¿Se puede vivir de la moda?

-De la moda puedes vivir mientras tengas buenos trabajos, de momento en mi caso me va bastante bien pero soy consciente de que ésto no durará toda la vida. Por ello quiero aprovechar mientras pueda y guardarme cada una de las experiencias que estoy viviendo, considero que debo aprovecharlo ahora que puedo, luego vendrá otra cosa. Cambiar muchas veces te hace madurar y conocerte mejor.

Mauro test1
Mauro Quintero retratado por Szilveszter Mako.

– ¿En mente tiene terminar los estudios cuando deje el modelaje? ¿Cuál es la meta de Mauro Quintero?

– Llegado el momento de finalizar mi etapa de modelo terminaría mis estudios obviamente, o emprender, o… la vida me lo marcará. Mi meta ahora mismo es seguir creciendo, conociendo y aprendiendo. Creo que con buena actitud llegará todo, si es más que lo que he conseguido hasta ahora, mucho mejor.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario