Canarias Comunicación Prensa SOCIEDAD

ENTREVISTA CON ‘SELFI’. Tinerfe Fumero: «Las amenazas son una constante de nuestra profesión»

EBFNoticias/ Mónica Ledesma.- Movió ficha en el mundo del periodismo gracias al ajedrez, un deporte que aún practica y gracias al cual escribió sus primeras palabras en un medio escrito. Aunque nunca estudió para ser periodista, lo cierto es que la práctica en el oficio, en el que lleva inmerso más de 20 años, ha consolidado a Tinerfe Fumero como uno de los referentes en las crónicas de Sociedad y Sucesos de Canarias. Un profesional que siempre soñó con escribir en aquellas páginas de los periódicos que desde pequeño no leía sino que devoraba. «Pasé de los libros a los periódicos. Recuerdo que durante años rivalizaba con mi hermano para ver quién se hacía primero con el periódico cuando llegaba a casa… y mi padre terminaba de leerlo en el desayuno, claro. Empecé en la profesión a los 20 años aproximadamente, pero me gusta recordar que con diez años de edad (o menos) ya publiqué en La Tarde unos sueltos sobre Anécdotas de Ajedrez en una página doble que salía todos los miércoles en el vespertino sobre el Deporte Ciencia y que escribía un amigo de mi padre y también ajedrecista, Miguel Ángel Pino», recuerda.

Aunque su formación se circunscribe al mundo jurídico, pues cursó Derecho al no existir en Tenerife la Facultad de Periodismo cuando llegó el momento de elegir carrera, Tinerfe Fumero se define como un periodista porque «soy lector de periódicos, aunque los mandamientos de la prensa me fueron revelados en El Día/Jornada Deportiva a través de los hermanos Juan y José Miguel Galarza o Juan Carlos Castañeda. Con el tiempo tuve otros maestros, como Cándida Carballo o José H. Chela. De cualquier modo, todo el mundo me aporta. Recientemente, un becario de Filología me corrigió un tiempo verbal. Sin aprender no merece la pena vivir», añade.

Lo cierto es que la experiencia siempre ha sido aliada de este periodista, el cual en sus largos años de profesión ha trabajado en medios como El Día/ Jornada Deportiva, desde donde se aventuró con varias revistas. «Escribí para Azul y Blanco. Luego lo dejé, retomé Derecho, tuve otros oficios y, culminado mi prolongadísimo periodo iniciático, entendí que sólo el periodismo me llenaba profesional y personalmente. Salieron unas pruebas en La Gaceta, me ficharon y, aunque parezca mentira, en poco más de tres años llegué a dirigir interinamente el periódico, pero no me gusta ser jefe. Luego tomé la gran decisión profesional de mi vida y me fui al Diario de Avisos perdiendo cargo y dinero. Aquí sigo. Acerté», subraya.

El periodista Tinerfe Fumero, en la redacción de 'Diario de Avisos'.
El periodista Tinerfe Fumero, en la redacción de ‘Diario de Avisos’.

– Tribunales y Sucesos son actualmente su especialización periodística.‭ ¿‬Qué hay que hacer para no caer en el amarillismo respecto a este tipo de informaciones,‭ ‬sobre todo,‭ en cuanto a publicar fotos que puedan herir la sensibilidad del lector‭?

– No opté por los Sucesos, pero no eres periodista si no sabes cubrirlos. ¡Ni siquiera soy lector habitual de Sucesos! Pero estoy orgulloso de la evolución que vive hoy una sección que va más allá del hecho en sí. Un ejemplo es que en la prensa tinerfeña el suceso lo cubría un periodista y el juicio otro. Felizmente, esa estupidez, que ni siquiera hace falta explicar, está superada. En cuanto al amarillismo y con el máximo respeto a las decisiones de otros, me niego radicalmente a publicar la foto de la víctima de un crimen. No es información, sino morbo. Y estoy orgulloso de que tanto mi actual director como la propiedad lo vean igual.

– ¿En su caso ha recibido amenazas‭ ‬por publicar‭ ‬algún tipo de información?‬ ¿Cree que los periodistas deberían contar con‭ ‬mayor protección por parte de las empresas‭?

– Las amenazas y presiones son una constante de nuestra profesión. Por eso la censura más poderosa para un periodista es la autocensura. En cuanto a si deberíamos estar más protegidos por las empresas, claro que sí, pero tampoco debería existir el fraude fiscal y no me vendría mal medir veinte centímetros más… El profesional debe cuidar de sí mismo y saber protegerse.

– ¿Qué es más importante en el periodismo actual,‭ ‬la formación del profesional o‭ ‬una buena agenda de contactos?

– La formación es importante, y la agenda ni te cuento. Pero doblo la apuesta y aporto dos cosas aún más determinantes para un periodista: olfato para la noticia y sentido común.

‭- ¿‬Considera que el periodismo está‭ ‬en crisis‭?

– Qué va. Está en crisis el modelo de negocio por una revolución tecnológica que a los profesionales nos ofrece mejores medios que nunca. Vivimos el inicio de una era maravillosa, al punto de que si el periodista quiere mañana se crea su propio periódico en la red. ¿Se puede pedir más?

– ¿Qué tendrían que hacer los medios de comunicación o,‭ ‬quizás los periodistas,‭ ‬para que la sociedad valore más al sector‭?

– Niego la mayor. Es la sociedad la que está enferma, no particularmente los políticos o los periodistas. La corrupción que vemos en nuestra profesión y entre los cargos públicos tiene lugar delante de nuestros ojos todos los días. ¿Qué podemos aportar nosotros? Lo de siempre. Contar noticias y no dejarse llevar por otro de nuestros grandes enemigos: creernos en posesión de la verdad. Junto a la autocensura, el dogma es otro caballo en el apocalipsis del periodista.

‭- ¿‬Qué opina de que haya ‬periodistas que opten por realizar‭ ‬información‭ ‬/colaboración‭ ‬gratis en medios de comunicación‭?

– Sólo se debe trabajar gratis por hacer un favor a un compañero o promoción propia. En todo caso, algo puntual. Chela me enseñó que si el que ya tiene empleo hace otros trabajos gratis está restando posibilidades al compañero que empieza o que está en paro.

‭- ¿‬Hasta dónde llega el límite de la ética periodística‭?

– Hasta donde llega la ética personal. Lo sustantivo es la ética. Los periodistas no somos más que nadie, pero tampoco menos. Somo unos tipos que curramos mucho (algunos), cobramos poco (los decentes) , estamos siempre a deshora (todos) pero conocemos a un montón de gente interesante y disfrutamos de nuestro trabajo. Yo no quiero salvar el mundo, no soy tan estúpido.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario