Sin categorizar

El ICI pide derogar la reforma laboral para acabar con la precariedad en el empleo

EBFNoticias.- La directora del Instituto Canario de Igualdad (ICI), Marián Franquet, considera fundamental derogar la reforma laboral, con la que se ha incrementado la precariedad del empleo en general, pero especialmente de las mujeres y que ha profundizado en la discriminación salarial por género. «La brecha salarial es una realidad en España; las mujeres cobran alrededor de un 24 por ciento menos que los hombres y tienen que trabajar muchos más días para cobrar lo mismo», recalca Franquet en el Día Europeo por la Igualdad Salarial.

La disparidad salarial en Canarias ronda el 15 por ciento, casi 10 puntos porcentuales por debajo de la media estatal. Sin embargo, Franquet precisa que esta diferencia no significa que las condiciones retributivas de las mujeres hayan mejorado con respecto a los hombres, sino que las diferencias entre sexos se reducen porque los salarios de los hombres han disminuido debido al empleo precario que ha facilitado la reforma laboral emprendida por el PP.

Aunque legalmente no se puede retribuir de modo diferente un mismo puesto, la existencia de categorías laborales, complementos y otras modalidades generan la discriminación salarial, detalla Franquet, quien precisa que hay que hay que terminar tanto con la diferencia directa de salario como con la distinción en las condiciones laborales de ambos sexos determinadas por el género.

«Las mujeres no solo son víctimas de discriminación en cuanto a la remuneración, sino también en cuanto a las condiciones de trabajo, el acceso a los puestos de trabajo y a los relacionados con la toma de decisiones y a las prestaciones, entre otras desigualdades laborales a las que se enfrentan», remarca.

La directora explica que en la determinación de la brecha salarial de género influyen variables como el sector y rama de actividad; tipo y tamaño de la empresa; tipo de ocupación, situación profesional, nivel o categoría de ocupación; tipo de jornada y tipo de contrato; nivel de formación, de experiencia laboral y de responsabilidad, tramo de edad o complementos aplicados a mujeres y hombres asalariados.

No obstante, especifica, las principales variables que determinan la brecha salarial de género son el trabajo de las mujeres fundamentalmente a tiempo parcial, con contratos temporales, en ramas de actividad peor remuneradas y en categorías laborales por debajo de las de los hombres.

Así, Franquet destaca la segregación de la mujeres hacia sectores laborales menos valorados y peor retribuidos y las trabas que dificultan su promoción profesional, y sostiene que para corregir esa injustificable brecha en perjuicio de las mujeres, es fundamental la sensibilización, implicación y responsabilidad de los agentes implicados, y el desarrollo de instrumentos eficaces para combatir la discriminación salarial, como impulsar las inspecciones de Trabajo, potenciar medias de conciliación y responsabilidad familiar y equiparar los permisos de paternidad y maternidad, entre otras.

 

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario