FIRMAS Marisol Ayala

No tengo miedo. Por Marisol Ayala

Si lo que desea el PP es meternos miedo con esos pactos que según ellos nos llevarán a la ruina, que no pierda el tiempo. Hablo por mí. No tengo miedo. Miedo le tengo a ellos, miedo le tengo a la payasa de Barberá, esa que brinca y salta con los bolsillos llenos sabiendo que podía comprar, y compró, palmeros –periodistas, funcionarios, empresarios- que le reían la gracia. La misma cuyo despilfarro en tiempos de crisis merecería su detención.

Miedo le tengo a Jaume Matas, el tipo menudo y teñido que se hace el sordo, ese que no tiene el más mínimo rubor que reconocer que a Urdangarín le daban cuando pedía porque “que estuviera con nosotros era bueno para Palma” o que, por ejemplo, se ofrezca a entregar, como gesto de buena voluntad, el Monumental Palacete que compró con dinero robado. Para colaborar con la justicia dice caritativo. Muy feo lo que por ahí suena de José Manuel Soria, en quienes los canarios pusieron tantas esperanzas; miedo da Bárcenas, miedo y mucho Esperanza Aguirre que como las ratas sopla y muerde. Miedo, pavor, produce el mismo Rajoy, el Rus, ese patán que era capaz de echarle en cara a los asistentes a un mitin frases tales como, más o menos, “si les prometo una playa y se lo creen, es que son tontos”. Miedo a Aznar. Miedo a los agujeros negros bancarios y que cada día conocemos y los que más tarde aparecen corregidos y aumentados. Miedo produce ver como Carlos Fabra, alias El Padrino, usaba millones y millones  de euros para hacer un aeropuerto no para aviones, no, para pasear los ciudadanos. Y Correa, el Bigote,  Granados, Camps…

Miedo dan ellos. Miedo produce Mariano Rajoy. Ese sí. Ha sido tan grave lo que ha permitido Mariano mirando a otro lado, haciéndose el loco, por no tomar decisiones que verlo ahora, perdido, dando tumbos, mendigando pactos, es patético. Como es patético haberle ordenado a los suyos iniciar la campaña del miedo, del susto, del comunismo, del hambre, de la propiedad compartida. ¿Alguien cree que en España hoy se permitirían esas políticas? ¿Alguien cree que los españoles íbamos a quedarnos de brazos cruzados? Menos lobos. Todos se han aprovechado en el partido blanqueador, el PP, ese en el que hicieron del dinero público su calcetín, su libreta de ahorro.

Llevamos demasiado tiempo viendo demasiados atropellos y los últimos coletazos –hasta hoy- vienen de la mano del miedo. Eta y el nuevo gobierno, celebrarán un pacto Podemos y PSOE, fundamentalmente. Muy inmorales decir que con un gobierno en el que no estuviera el PP, Eta volvería a matar. El camino es sacarlos del gobierno y que un pacto responsable devuelva un poco de paz a España que vive en una ruleta rusa. Pensar que si así fuera íbamos a pasar años y años conociendo cómo y dónde y cuándo se lo llevaron todo, es noqueante.

En lo que he tardado en escribir el breve texto la Policía ha entrado en la sede del PP de Madrid. Buscan ordenadores, facturas y datos. Más basura. Y Rajoy con el culo pegado a la silla.

La corruPPción al día.

Miedo… miedo dan ellos.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario