Canarias Sanidad SOCIEDAD

El HUC impulsa el contacto ‘piel con piel’ en los partos por cesárea

EBFNoticias.- «Hacer el ‘piel con piel´ te hace sentir que el bebé está ya contigo, su calor, su olor, darle sus primeros besos y caricias. Es maravilloso. Poder hacerlo en un parto por cesárea te da la posibilidad de no vivirlo de manera tan diferente a uno natural, te da mucha fuerza» dice Naira tras el nacimiento de su hijo Mayer. El Paritorio del Complejo Hospitalario Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, incorporó esta técnica en los partos por cesárea hace dos años.

Se realiza siempre que la situación clínica lo permita, mejorando así la atención neonatal en los partos por cesárea. La técnica ‘piel con piel´ se instauró en el HUC hace más de quince años para los partos vaginales siguiendo las recomendaciones de la Estrategia de Atención al Parto Normal del Sistema Nacional de Salud, realizándose actualmente en más del 80% de los 2.700 partos anualesque acoge el centro hospitalario.

En la cesárea, tanto si el recién nacido como la madre se encuentran bien, se realiza este contacto durante al menos treinta minutos. La madre necesita ser controlada después de una intervención quirúrgica, ofreciéndosele al padre la posibilidad de realizar con su hijo el contacto ‘piel con piel´.

El contacto ‘piel con piel´ es la práctica de mantenerse en contacto directo madre-hijo, una práctica sencilla que, según numerosos estudios, conlleva una gran variedad de beneficios para el bebé como son la regulación de la temperatura y del equilibro metabólico, facilitar la lactancia y mejorar el vínculo entre madre e hijo.

Asimismo, el hecho de comenzar el contacto ‘piel con piel´ de forma inmediata conlleva beneficios también para la madre, ya que reduce el riesgo de sangrado y le ofrece mayor seguridad ante esta nueva experiencia.

‘Piel con piel´en las cesáreas

Tras la cirugía y la valoración del estado del bebé y la madre, se coloca al niño sobre la madre respetando el campo quirúrgico. Es ella la que abraza al recién nacido para mantener el calor y mantienen contacto durante al menos los primeros treinta minutos de vida.

Para poder llevar a cabo esta práctica en el HUC, el protocolo elaborado establece, entre otros, que tanto el niño como la madre deben estar bien, no haber habido ninguna complicación y tienen que estar con personal sanitario aplicando el piel con piel y atendiendo las dudas .

El objetivo de los profesionales del Paritorio del HUC al llevar a cabo esta iniciativa ha sido mejorar la atención neonatal en los nacimientos por cesárea.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario