FIRMAS Juan Velarde

La muerte de Mario Biondo sigue dejando dudas de que fuese un suicidio. Por Juan Velarde

Nueva rogatoria en España. Y otra ronda de interrogatorios. Ellos siguen siendo demasiados puntos poco claros acerca de la muerte de Mario Biondo. El fiscal de Palermo sigue creyendo que el camarógrafo de Palermo fue asesinado a pesar de que las autoridades españolas han cerrado el caso como suicidio.

De ahí la necesidad de volver a Madrid para sentir, y es la segunda vez, su esposa Raquel Sánchez Silva, los periodistas y amigos de la víctima. No convencer a algunos comentarios en las redes sociales. La suposición es que alguien posando sabe más de lo que he dicho hasta ahora. Así que los fiscales Calogero Ferrara y Claudio Camilleri, a finales de este mes, volarán a España, alentado por las exigencias de la familia de la víctima, presentados por abogados Toni Mansion y Carmelita Morreale. Hay coincidencia entre las dudas de las encuestas elaboradas por los fiscales y deseados por los familiares que también han «contratado» el criminólogo Roberta Bruzzone. El cuerpo del camarógrafo fue encontrado por una empleada doméstica en su casa de Madrid.

Fue el 30 de mayo de 2013. El joven tenía una seda pashmina atada alrededor de su cuello y se une a una biblioteca. De acuerdo con la reconstrucción de las autoridades españolas Mario Biondo estaba de pie, con las rodillas ligeramente flexionadas. Los familiares nunca han pensado en el suicidio. Nada hacía presagiar que Mario podría alcanzar una acción extrema. Su carrera estaba en un punto de inflexión. Tras la experiencia de la tripulación de la versión en español del programa de televisión de la isla de la Fama, había otros programas en la tubería. Cuando se dispara en Honduras se había encontrado con el presentador bella y famosa de televisión Raquel Sánchez Silva. Una pasión abrumadora culminó en matrimonio celebrado en Taormina.

La noche antes de su muerte había hablado con miembros de la familia y planeado un viaje a España. En resumen, la suya no era el perfil psicológico de un hombre que poco después decidiría suicidarse. Los fiscales de Palermo decidieron exhumar el cadáver para realizar una autopsia. El forense llamado hipótesis plausible de suicidio, pero hizo hincapié en las muchas áreas grises en la dinámica.  Luego, el informe de un experto llegó a conclusiones opuestas, dando hipótesis sustantiva de asesinato. Por eso, en julio, los fiscales han pedido y recibido prórroga de seis meses de la investigación por el juez para las investigaciones preliminares Lorenzo madeja.

Muchas preguntas siguen sin respuesta: si la vejiga Mario Bondo estaba lleno con tales muestras se llevó a cabo el examen de la que surgiría el uso de drogas? La cabeza de la víctima fue también el signo de un derrame cerebral, tal vez golpeado con un cinturón; Las pruebas de carga simulando mostraron que la biblioteca no pudo soportar el peso del cuerpo de un hombre en el suicidio compulsiva; hipóstasis, es el estancamiento de la sangre, que son compatibles con una posición supina distinto de aquel donde se encontró el cuerpo; fueron encontrados accesos extraños en equipo Rubio en los días después de su muerte; extraño sería también algo de tiempo al utilizar la tarjeta de crédito en las horas antes del asesinato.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario