FIRMAS

¿Quién será el gallo elegido? Por Wolfman

Planteo una cuestión: ¿Si hiciéramos unas elecciones libres en un Centro penitenciario donde votaran TODOS, funcionarios y presos que son además mayoría, quién creen ustedes que saldría elegido… el director de la Prisión…, un funcionario…, o acaso un preso significado?

España se ha convertido en una cárcel en la que estamos presos por leyes electorales que impiden un cambio real, eso es más que evidente, donde los que están en el poder intentan preservarlo como pueden, temerosos de los que quieren quitarles la cuchara o de los que pretenden expropiarla para venderla como metal.

Están los que quieren obtener el poder como sea incluso rompiendo el sistema, con palabrería fácil y engaños, ocultando sus razones, con charlatanería y populismo; son los que más se han beneficiado de este hartazgo de la ciudadanía.

Otros luchan desde dentro del sistema para preservarlo con ilusión, ofreciendo reformas y una forma diferente de hacer política, pero su ascenso se convirtió en objetivo de unos y otros, lo que hizo que su campaña en su parte final se convirtiera en un desastre, perdiendo parte de la fuerza con la que empujaban a sus futuros votantes.

Otros, los de siempre, se enzarzaron en una batalla del «Y tú más», con insultos y menosprecios maleducados que consiguieron sin embargo animar a sus votantes de siempre, lo que constituye el suelo del bipartidismo, que han acudido en auxilio de sus líderes defendiendo las opciones que cada uno representa, olvidando el recorrido, los programas y las promesas; eso no importa cuando se trata de defender al de casa.

Y luego están los damnificados de siempre en este tipo de comicios, los que no dan su brazo a torcer, como aquel partido ahora desaparecido de las cámaras legislativas que se distinguió por ser el azote de los corruptos, por llevarlos a la Fiscalía anticorrupción, por gastarse el dinero en querellas y abogados que ahora quedan al borde del camino por no coger a tiempo un tren ciudadano que les ofreció asiento, comida y cama.

España está malherida políticamente, los mercados dejan caer su pesada losa ante la incertidumbre que otros llaman ilusión, proceso apasionante o revolución; poco le gusta al dinero moverse con estos compañeros de viaje.

Esto no hay quien lo remedie, las posiciones están demasiado encontradas con estos líderes y como no se quite a alguno de en medio veo muy difícil llegar a ningún acuerdo de gobernabilidad ni en mayoría ni en minoría, porque esta sería una solución para salir del paso, una legislatura sin Congreso, sin Leyes y gobernando a base de Decretos como en Andalucía, pero con el poder del Boletín Oficial del Estado que es quién maneja la pasta, al final es lo único que interesa.

Veremos pronto constituirse las cámaras, será dentro de unos días; los apretones de mano, los abrazos, las conversaciones a dos, tres, cuatro y hasta cinco bandas, las reuniones de trabajo, comisiones para pactos, encuentros secretos, llamadas, mensajes de twitter, declaraciones en facebook y hasta whastapp, todo un escenario de contradicciones y desaires, acercamientos y desencuentros para escenificar lo que ya está vendido que no es otra cosa que un guirigay postelectoral que solo beneficia a los que han sacado tajada y de paso un puestecito fijo cobrando un buen sueldo y con los beneficios propios de nuevo cargo.

Todo ello para ponerle al Rey Felipe en una tesitura que jamás hubiera pensado, la de proponer a un candidato consensuado, algo realmente difícil en semejante gallinero.

Pues lo dicho, aplíquese el cuento.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario