FIRMAS

El bar de Pepe. El legado Rajoy. Por Joaquín Hernández

La herencia que nos ha dejado el Presidente Mariano Rajoy, la llevaremos marcada en nuestra memoria durante varias generaciones.

Digo nos ha dejado porque supongo, aunque ya sé que ustedes pensaran que es mucho suponer, que el día 21 de Diciembre, lo más tardar el 31, saldrá con su pobre equipaje del Palacio de la Moncloa, al cual nunca debió entrar.

Nunca hubo un Presidente del Gobierno Español, incluida la etapa franquista, que fuera tan funesto y perjudicial para los españoles. Ni siquiera Arias Navarro fue tan torpe y obsoleto, porque aun siendo un pésimo dirigente y anclado en el pasado bochornoso de la dictadura supo rodearse de un equipo de tecnócratas del Opus Dei que activaron la economía del país. ¿Qué ha ocurrido en estos últimos 4 años, para que nuestro primer ministro sea catalogado como el peor de toda la historia reciente de España?

Independientemente de la falta de carisma, de personalidad, de lenguaje abierto y sincero, independientemente de todo esto, Rajoy nos deja un presente lúgubre y lleno de malos presagios. Ya sabemos que no recibió un país con pleno empleo y una situación económica estable, muy al contrario la papeleta que se encontró era difícil de afrontar, pero nada imposible de conseguir con políticas activas de empleo, apoyando el capital productivo, obligando a la banca a créditos a pymes y consumo, creando una banca pública que hiciese frente a las políticas restrictivas de las entidades privadas, apoyo a las instituciones públicas la sanidad y educación, o sea todo lo contrario a lo que hizo.

Rajoy se vendió, acojonado, acogotado, acobardado, a las políticas absurdas de Angela Merkel y la troika y al mismo tiempo lo hizo con España. Pidió créditos para salvar a sus amigos de Cajas de Ahorro fraudulentas, grandes chiringuitos montados al efecto para emplear adláteres de la política mafiosa española, un rescate a toda regla que permitió a los “hombres de negro” de Heil Merkel la entrada en España. Se le recordará como el dirigente mentiroso compulsivo más grande de la historia de la humanidad, jamás se mintió tanto y con tanta desfachatez, el insulto a la inteligencia de los españoles fue tal que muchos temíamos estar viviendo en otro planeta o ser marcianos, aunque la mayoría creíamos ser gilipollas de nacimiento.

Si a esto le añadimos el peor equipo de gobierno de todo el mundo mundial, la cosa la tenemos preparada para un coctel de miseria, paro y vergüenza histórica que se lo “traga todo”. Vuelve a repetir: «España es el país que más crece de Europa», «hay más empleo indefinido» o que «siempre he cumplido el déficit». La realidad es la siguiente:

«España es el país que más crece de Europa»:

Según Eurostat, en el segundo trimestre del 2015 (último obtenido),España crece lo mismo respecto al trimestre anterior que Letonia, Suecia y República Checa (un 1%). Si se toma como referencia el dato interanual (lo que se crece respecto al mismo periodo pero del año anterior), la República Checa, Malta y Rumanía crecen mucho más que España y Eslovaquia lo mismo”.

«Las pensiones y el desempleo son las únicas partidas que no hemos tocado»:

“El PP aprobó una reforma de calado en las pensiones que introdujo con el llamado «factor de sostenibilidad» que ha mantenido a las pensiones atadas a un crecimiento del 0,25% durante la legislatura”.

La reforma tenía como espíritu ahorrar, así que tocar, se ha tocado, en la mayoría de los casos la miserable cantidad de 1 euro al mes de aumento

“Igual de clara es la reforma de la prestación del desempleo. El Ejecutivo aprobó en 2012 un recorte para reducir las prestaciones de paro al bajar al 50% la reposición de de la prestación a partir del séptimo mes de estar desempleado con una rebaja en la cuantía media que percibía cada nuevo parado”.

«Hay más trabajo indefinido ahora que en 2007»:

Esta la farsa ideal del Presidente Rajoy y será el “caballo de batalla” electoral de la campaña pepera. La realidad es que  ahora hay 11,039 millones de trabajadores con contrato indefinido, Al inicio de la legislatura había 11,393 millones de indefinidos en España, es decir, casi 300.000 más que ahora. En este último trimestre, “ya en plena expansión económica”, se destruyeron 18.900 empleos indefinidos (y se crearon 205.000 temporales). En un año, la composición del ‘milagro’ del empleo es esta: 178.100 trabajadores más indefinidos y 357.700 temporales.

A esto hay que añadir que los contratos, de una u otra forma, son de verdadera vergüenza histórica, más pobreza que añadir a salarios del miedo.

La explotación del obrero y su esclavización bajo la amenaza de un despido flexible y a gusto del “patrón”. La pobreza de toda la población trabajadora, el aumento de la indigencia, la proliferación de bancos de alimento y comedores sociales. Mientras se pedía el rescate para la banca carroñera se empeoraba las prestaciones sanitarias, gracias a la falta de “recursos económicos” se rebajaban las becas para los estudios de nuestros jóvenes que emigran a otros países en busca del apoyo que no se les da en España.

Esta es la herencia que nos deja Rajoy tras 4 años de gobierno:

  • 18 millones de españoles en el umbral de la pobreza
  • 12 millones de españoles en pobreza severa
  • 4,7 millones de parados, 5.2 millones según la encuesta real de población activa.
  • 14 mil personas suicidadas en los últimos 4 años, suicidios en su mayor parte debido a depresiones por desempleo, desahucios, embargos, deficiencias en la urgencia en ser tratados por especialistas, etc.
  • Carencia de viviendas, la juventud sin futuro y sin perspectiva de tenerlo en su país, caída del tejido productivo, falta de expectativas comerciales, empresarios que salen de España para buscar negocios en otros países, evasión de más de 70 mil millones de euros, fraude fiscal, amnistías fiscales para defraudadores de alto rango.
  • Corrupción generalizada dentro de todas las instituciones, partido mafioso donde se pagan sobresueldos generados por comisiones cobradas a empresarios a cuenta de suculentos contratos de la administración del Estado, de Ayuntamientos y diputaciones o Cabildos, nunca tan pocos robaron a tantos durante tanto tiempo.
  • Ley Mordaza, la Ley de Dependencia estancada, se rebajó la cantidad por dependencia cerca de un 40%, manipulación de medios de comunicación social.
  • En definitiva una España vendida, sometida y dividida con graves problemas que resolver y de muy difícil solución a corto plazo. Quizás tardaremos una década para salir de tanta política de lo absurdo, la única salida es el cambio, sea como sea los españoles nos merecemos algo más que Rajoy y sus secuaces.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario