FIRMAS

Miguel es inocente. Por José Antonio García Paredes

O por lo menos tan culpable como “losotros”, y lo digo sin haber leído los papeles, resulta que estamos en un país democrático donde los contratos superiores a una cantidad de dinero deben  ser aprobados en pleno municipal por mayoría simple, pues bien, en el caso de Las Teresitas, todos levantaron el dedo. Ahora dicen que lo promovió Zerolo, pero lo que creo que sucedió es lo siguiente: alguien de la Junta de Compensación ofreció el frente de playa a los empresarios involucrados, y estos a la ciudad de Santa Cruz de Tenerife que mordió el anzuelo ¿Quién sabía que la playa ya era de la ciudad? La Junta ¿quién debería haber investigado antes de comprar? El ayuntamiento, los empresarios, la CajaCanarias. Ah, la Caja que otorgó un préstamo infame ¿no estudió el proyecto? ¿De qué sirven los controles, el Consejo de Administración de entonces y los técnicos de riesgo? Núñez lo sabría explicar – para nada, manda el billete – pero no tiene porqué, no está en los papeles.

Vi ayer en la tele que el peligro, la amenaza, el temor, se percibe mejor si se le pone una cara; también sé por experiencia profesional que cuantas más firmas lleve un documento, más se diluye la responsabilidad de los firmantes, por eso a la corrupción en Santa Cruz le pusieron la cara de Miguel, y por eso la responsabilidad de todos, diluida y digerida, descansa sobre los hombros de Zerolo, un tipo frio y  listo – inteligente o no – que no es tan estúpido como para meterse en un “atraco de libro” que cualquier lector pueda descubrir.

Todos, incluido yo, hemos rajado al ex alcalde y senador por tener arena en los bolsillos, y siempre lo he reflejado como el icono del caso, craso error, qué me dicen ustedes de los excelentísimos prócer de la sociedad pueblerina tinerfeña, presidentes de aquí o representantes de allá, que son incapaces o ladrones. Menos mal que estamos en un estado de derechos, cada vez menos, y se demostrará que San Miguel es tan santo como el resto del coro de arcángeles celestiales, al tiempo que Zerolo es tan malo como todos los que están denunciados; que aunque sean los que están, no son todos los que son. No me explico que el Consejo de Administración de CajaCanarias, integrado por el Gobierno de Canarias, el Ayuntamiento de Santa Cruz, el Cabildo de Tenerife y la Universidad de la Laguna, entre otros, no esté imputado igual que el Pleno, por colaboración forzosa para delinquir agrediendo a la ciudad.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario