Sin categorizar

Pere Buhigas: “En los próximos años la divulgación científica proporcionará muchos empleos”

EBFNoticias.- Pere Buhigas es un periodista televisivo que ha pasado por programas de reportajes e información política hasta que terminó, hace tres años, trabajando en un espacio dedicado a la información científica: Lab24. Asegura que desde siempre ha tenido una gran curiosidad tecnológica porque “despiertan el asombro del ciudadano”. Participa en el foro ‘100XCiencia’ con las ganas de compartir con compañeros de profesión y con periodistas un objetivo común.

– Como periodista que ha pasado por programas de reportajes, información política, etc., ¿cuándo y cómo decidió seguir por la senda de la información científica?

“La información política es apasionante y me ha permitido vivir de cerca muchos acontecimientos relevantes, pero también hay vida fuera de la política, aunque a veces no lo parezca. Desde siempre he tenido una gran curiosidad tecnológica y cuándo surgió la oportunidad hace tres años de hacer información en ese terreno a través de Lab24, no dudé en aprovecharla”.

– A veces parece que la ciencia y la tecnología son unos paraísos informativos donde solo suceden cosas bonitas… ¿es así?

“Yo diría que lo que despiertan son el asombro del ciudadano y con ello el deseo de saber más sobre cualquier tema. Ahora conocemos y vemos cosas que no podíamos ni imaginarnos unas décadas atrás y que afectan directamente al ser humano y profundamente a la calidad de la vida en nuestro planeta. Satisfacemos la necesidad de buscar respuestas a preocupaciones urgentes y posiblemente dejamos en un segundo plano otros aspectos más polémicos de la actividad científica”.

– ¿Cree que a la ciencia se le utiliza simplemente como una forma agradable de cerrar informativos o realmente tiene el papel que se merece en la selección de temas en la agenda mediática?

“Es difícil situar la información sobre ciencia en un lugar destacado de la agenda de los medios, quizás porque tampoco es una prioridad en las agendas de los gobiernos, de los partidos políticos ni de los ciudadanos. Aún así, estas informaciones van ganando terreno y escalan en muchas ocasiones a espacios destacados  de los medios, lo cual puede interpretarse como síntoma de una mayor sensibilidad hacia éstos temas. Internet ha contribuido a ello.

– En los últimos años hemos visto un interés por parte de las televisiones en general, y de TVE en particular, de difundir espacios relacionados con la I+D, ¿a qué responde esta tendencia?

“Se dan diversas circunstancias pero todas van acompañadas de un mayor interés del público. La televisión ha encontrado en la tecnología un producto del agrado de un segmento importante de la audiencia. Además, la ciencia se ha abierto paso en algunos programas de entretenimiento, incluso en cadenas generalistas, lo que la hace asequible a todo tipo de espectadores. Es un gran avance. En el caso concreto de RTVE, como corporación pública, nos sentimos especialmente comprometidos en la difusión de noticias y de programas que pongan de relieve el trabajo de los centros de investigación españoles.  Radio Nacional, la web de RTVE y el Canal24horas contribuyen además a su proyección internacional”.

– ¿Aconseja a los periodistas más jóvenes que se especialicen en este área? ¿Es una buena salida profesional?

“No tengo ninguna duda que en los próximos años la divulgación científica proporcionará muchos empleos. En España se necesitan profesionales con una buena formación que atiendan este tipo de información en los medios convencionales y en los digitales pero también que la puedan promover desde  centros de investigación, instalaciones tecnológicas  y empresas. Se echa en falta departamentos de comunicación potentes en la mayoría de centros científicos y tecnológicos.  Además les diría que aunque la ciencia está de moda. No será pasajera y que es una actividad que permite la especialización.

– El mundo audiovisual se convierte en una gran oportunidad para la divulgación científica, ¿considera que es una buena oportunidad laboral para los periodistas?

“La producción de vídeos científicos, con imágenes reales o de animación es fundamental para ilustrar el trabajo de los investigadores. Muchas veces los temas que se quieren explicar no pueden mostrarse de otro modo. Además está la creación de vídeos corporativos. Es una actividad con muchas posibilidades de crecimiento y para la que se necesitarán periodistas y comunicadores familiarizados con la divulgación científica”.

– La irrupción de internet ha venido a cambiar el panorama informativo, ¿qué ventajas nos proporciona esta inmediatez? ¿Y qué problemas nos acarrea?

“Internet nos proporciona no sólo el acceso instantáneo a la información, sino que también nos permite seleccionar los contenidos que son de nuestro interés. El periodismo de hoy es transmedia y como tal utiliza diferentes soportes y lenguajes. Con ello podemos acercarnos a la ciencia desde diferentes ángulos  y tratamientos informativos. El mensaje es más atractivo. Las redes sociales contribuyen enormemente al interés por la ciencia, entre otras cosas porque permiten la interacción entre personas con las mismas  inquietudes. El principal problema reside mi opinión en la dificultad para comprobar la procedencia, veracidad y exactitud de las informaciones”.

– ¿Qué opinión le merece la calidad de la investigación científica que se hace en España?

“Deberíamos estar más convencidos de nuestro talento. España es un país que destaca por su creatividad pero nos cuesta proyectarlo hacia el exterior. En el mundo global en el que vivimos, nuestros científicos encuentran la forma de abrirse camino pero deberíamos arroparles con un mayor reconocimiento social. Con más recursos económicos reduciríamos la distancia que nos separa de los mejores. La crisis de los últimos años ha ralentizado el avance, pero aún así  es una gran oportunidad que no se tendría que dejar escapar”.

– ¿Cree que los sellos de excelencia Severo Ochoa han sido una buena apuesta?

“He visitado la mitad de los centros que ostentan la distinción Severo Ochoa  y sólo puedo decir que ninguno me ha defraudado por la dedicación, el rigor y en general por la calidad del trabajo que se realiza en ellos. Son un gran estímulo para quien los recibe y también para las instituciones que aspiran a tenerlos. Para los periodistas también son una garantía de calidad. La información que emerge de ellos proporciona confianza al informador, ya que responde a proyectos que tienen una estrecha supervisión”.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario