FIRMAS Juan Velarde

Fernando Trueba, el ‘bizconde del celuloide’, no se siente español. Por Juan Velarde

Ve con malos ojos ser español. A Fernando Trueba todo el mundo le ha puesto el ojo a la virulé (en sentido figurado, claro), pero a él no le importa con tal de trincar la pasta y correr. ¡Oye, que son 30.000 euros el Premio Nacional de Cinematografía y que, aunque no se sienta de la patria rojigualda, no está la cosa para ser un melindres! Le duele ser de España, pero la pasta no veas como la trinca.

Este ‘bizconde’ del celuloide es del clan dame pan y dime tonto…aunque los tontos se encuentren en el Ministerio de Cultura por no quitarle sobre la marcha el cheque. ¡Ah, qué no se siente usted español! Perfecto, muy bien, hágase usted australiano si así lo desea, pero el parné vuelve a las arcas ministeriales o al bolsillo de cualquier otro director que no le haga remilgos a ser español. Y encima, dicho sea de paso, el baranda es madrileño, pero se ha comportado como un verdadero separatista catalán. Quizá tenga un buen futuro como partenaire de Oriol Junqueras en una futura película que podría titularse ’Mientras tú miras a Valencia, yo miro a Cáceres’.

De verdad, España no está para soportar mamarrachadas de este calibre y si Trueba no se siente español, mejor (o peor) para él, pero no seamos timoratos a la hora de sacarle los colores y quitarle lo que hace unos minutos se le ha dado. Sí, ya sé que quedaría muy heavy que el ministro, Íñigo Méndez de Vigo, le hubiese quitado la pasta de las manos, pero es que a esta progresía caviar que sabe elegir muy bien sus causas hay que empezarla a poner en su sitio o, por lo menos, que vean que sus mamonadas y mamonerías no salen gratis.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario