FIRMAS Francisco Pomares

A babor. Sin noticias de Alpidio. Por Francisco Pomares

Uno esperaba que -después de las amenazas y los exabruptos previos del secretario general de los socialistas herreños- tras la decisión de Ferraz de hacer cumplir a todos los socialistas el pacto firmado por Pedro Sánchez, pues en el PSOE herreño se liaría parda: para empezar, una buena bronca en La Frontera, con moción de censura presentada contra viento y marea (aunque no prosperara), y los cien mil hijos de Alpidio abandonando las filas socialistas para incorporarse al nuevo aseregé herreño formato quesadilla (grande), que don Alpidio tiene ya registrado. De verdad que se esperaba algo de sangre y crujir de dientes, pero es que al final no ha pasado nada de nada. Los concejales socialistas de Frontera han entendido que no tiene sentido presentar una censura para que no prospere y han optado por hacer lo que les pide el PSOE y ellos habían firmado ya: un pacto en toda la isla, con la orientación del que gobierna en Canarias. Ahora toca cerrarlo. Pero por no pasar, nada de nada, ni siquiera se han producido unas declaraciones de Alpidio, que se ha perdido el hombre durante todo el fin de semana, a reflexionar sobre glorias muy pasadas (de rosca), o quizá a lamerse las heridas. El único que ha dejado claro lo enfadado que está es el concejal Pedro Luis Casañas, de Unión Frontera, que -él sí- había puesto la mano en el fuego por el acuerdo fronterizo con Alpidio y tiene la mano chamuscada vuelta y vuelta, y se ha quedado el hombre compuesto y sin concejales a las puertas de la censura.

Dicen que bien está lo que bien acaba: no es un mal refrán. Ni tampoco es malo el que asegura que no se debe hacer leña del árbol caído. Personalmente, creo que a Alpidio habría que buscarle una salida, si él la quiere. Pero se equivocó de medio a medio al creer que podía repetir la misma jugada de hace cuatro años, sobre todo después de que darse cuenta de que esa jugada no le sirvió para ganar puntos en El Hierro entre sus vecinos. Alpidio no es un golfo ni un corrupto ni nada por el estilo. Es sólo un señor con escasa empatía con los suyos, que ha usado unas siglas durante unos años para hacer política, pero que no cree que esas siglas representen un equipo de gente a la que a veces toca bailar y otras no. Yo creo que Alpidio lleva equivocado de partido unos cuantos años, y además lo sabe. Se ha mantenido como secretario general del PSOE herreño por la desidia de sus colegas de El Hierro y por el interés de los socialistas de afuera de contar con sus votos cuando llegan las primarias. Pero eso se está acabando. Si Alpidio quiere representar dentro del PSOE a los que están en contra del pacto con Coalición, puede hacerlo dentro del PSOE. Y si quiere montar un partido local para gobernar con Unión Frontera o el PP en El Hierro allá donde sumen, también puede hacerlo, fuera del PSOE. Lo que no es de recibo es que quiera hacerlo desde el PSOE, cuando sus compañeros han decido lo contrario. Después de los expedientes, Alpidio debería dar una explicación a los herreños y a sus colegas socialistas. Cuanto antes: lo de esconderse yo no lo veo.

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario