Sin categorizar

Palabra de Pedro Juan Gutiérrez. Por Eduardo García Rojas

INTRO

El viernes pasado, 18 de septiembre, tuvimos la oportunidad de presentar y entrevista al escritor Pedro Juan Gutiérrez (Matanzas, Cuba, 1950) para que nos hablara de su última novela, Fabián y el caos (Editorial Anagrama), en la librería Agapea en Santa Cruz de Tenerife. Reproducimos en este post algunas de las manifestaciones que hizo Pedro Juan y le agradecemos al autor de Trilogía sucia de La Habana y El rey de La Habana, entre otras obras, su confianza para conducir un acto que contó, afortunadamente, con la participación activa de muchos de los asistentes, quienes plantearon una serie de preguntas que, como suele ocurrir en estos casos, son siempre más atinadas e inteligentes que las que propone quien oficia de maestro de ceremonia.

SOBRE FABIÁN Y PEDRO JUAN

“Lo que cuento en Fabián y el caos sucedió realmente a finales de 1991 más o menos y novelo mi amistad con Fabián, que fue amigo mío desde que éramos adolescentes en la Secundaria. La novela está dedicada a él, a Fabio Hernández, un buen amigo a pesar de nuestras contradicciones porque había una admiración mutua entre los dos. Yo admiraba sus conocimientos de música, su educación en el arte y él mi fortaleza porque en aquellos años practicaba mucho deporte. Creo que cada uno quería tener lo que no tenía del otro hasta que ocurrió ese final y me pareció que allí había una novela. Además, me interesan los años sesenta y setenta en Cuba porque hubo mucho caldo de cultivo de lo que después se fue desarrollando desde el punto de vista político y social. De todas formas, estuve unos veinte años pensando si escribir esta novela o no por una cuestión de ética y porque soy muy moralista aunque se pueda pensar lo contrario. Y cuando digo fue un  problema de ética es porque al escribir la novela utilizaba a mi amigo aunque más tarde me di cuenta que no era así porque se trataba de una historia que tenía que ser contada, que quedara en la memoria de la literatura cubana pese a que no crea en la función de la literatura.”

FABIÁN, UN PERSONAJE CON LUCES Y SOMBRAS

“Cuando me preparó para escribir un libro dejo inconscientemente el concepto de héroe a un lado porque todos, en un momento determinado, tenemos zonas muy oscuras. Y esa mezcla entre oscuridad y luz es la forma que tienen de expresarse los seres humanos. En mi caso, conocí a fondo a Fabián y sé como era.”

CUBA EN LOS AÑOS 60 y 70

“En la época en la que se desarrolla la novela se crearon las llamadas Unidades Militares de Ayuda a la Producción (UMAP) en la que se reunían a todos los que no trabajaban, eran personas religiosas o fueran homosexuales. Fue así durante unos cuantos años. Hubo otros a los que no llevaron a estas unidades militares de trabajo pero sí que se les puso a trabajar en otras tareas que no estuvieran vinculadas a la cultura porque en cultura –eso decían– no podía haber homosexuales.”

VERSIÓN CINEMATOGRÁFICA DE EL REY DE LA HABANA

“Es una pena que no se pudiera rodar en Cuba porque el Icaic (Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos) no quiso implicarse, aunque se llevaron a los actores cubanos a rodar en la República Dominicana así que vamos a ver que tal funciona la película. Sé que se estrena el 16 de octubre. Yo por mi parte solo puedo decir que tengo muy claro que cine y literatura son dos cosas diferentes y que este filme es una historia que está basada en una de mis novelas.”

SOBRE SU ABUELO

“Mi abuelo era de Santa Úrsula, Tenerife, y lo recuerdo como una persona básicamente honrada y trabajadora.”

El escobillón.com agradece la imagen que ilustra este artículo, y que fue tomada y cedida por el escritor Javier Hernández Velázquez.

Saludos, ya saben, desde este lado del ordenador.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario