FIRMAS Salvador García

Controvertida financiación. Por Salvador García Llanos

Prácticamente al unísono. El nuevo presidente canario, Fernando Clavijo, recién investido, anunciando como objetivo prioritario la revisión del modelo de financiación autonómica, dado el deterioro de la posición que ha sufrido Canarias en el período comprendido entre 2001 y 2012; y nuestra comunidad, votando en contra en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, de los objetivos de déficit fijados por el ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para los próximos tres años.

Que había y hay graves tensiones financieras es un factor que hace difíciles las relaciones Estado-Canarias, independientemente de ser un sustrato permanente de controversia y tirantez política. La capacidad tributaria de Canarias tiene un peso muy bajo en relación a otras comunidades autónomas. Los sistemas que antecedieron al actual, al basarse en la suficiencia financiera, ha producido una sensible reducción de las posiciones canarias al quedar afectadas las asignaciones presupuestarias de nivelación.

En el acuerdo de gobernabilidad suscrito por nacionalistas y socialistas para afrontar la novena legislatura, se insiste en que el modelo de financiación autonómica respete su legítima menor capacidad fiscal en aras de proteger el bien superior. A partir de ahí, el nuevo gobierno canario tendrá que esmerarse para convencer a los responsables del ministerio que el mantenimiento de Canarias en el sistema general de financiación, en el denominado Régimen Común, se desarrolle con especial atención a sus singularidades fiscales.

De momento, los objetivos de déficit fijados por el ministerio para los próximos tres años no convencen. Tal es así que Canarias votó en contra al considerarlos “arbitrarios y desproporcionados en perjuicio de las comunidades autónomas y en beneficio del Gobierno central”. La disminución desde el 0,7% del Producto Interior Bruto (PIB) exigido para este ejercicio al 0,3% en 2016 y al 0,1% en 2017, hasta alcanzar el equilibrio presupuestario en 2018, resultan inaceptables.

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias en funciones, Javier González Ortiz, ha sido tajante al calificar de perversa la distribución hecha por el ministerio. La gravedad para Canarias viene dada porque, según sus palabras, el déficit presupuestario de las islas se genera por un insuficiente e injusto sistema de financiación cuyos ingresos del Estado suponen 800 millones de euros menos anuales que la media de las comunidades”.

En definitiva, que para empezar a hablar y con perras de por medio, la cosa sigue pintando negra.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario