FIRMAS

El club de los poetas andróginos. Por Armando Pinedo

El toque femenino en las colecciones masculinas que se han visto en Londres y Milán, y previsiblemente estos días en París, lo advierten: el hombre y su cabello revivirán a los héroes protagonistas de románticas novelas de antaño.

marlon-teixeira-capricho-editorial-04

Casi han eclipsado las colecciones. Todo el mundo ha hecho  referencia a ello y los periodistas asistentes o contemplativos a través de las redes sociales se han percatado. Parece que la estética de Lord Byron reaparece de entre las modernidades digitales para revivir la imagen más onírica de la ropa o, incluso, la más andrógina.

No es por ello extraño que algunos diseñadores hayan intercalado modelos femeninas en sus desfiles masculinos, como si de un recordatorio a la caída del muro que diferencia una sexualidad de otra sea ya cosa de un pasado tan arcaico que no merezca ni ser planteado. Burberry en Londres, Gucci y Prada en Milán, y lo que posiblemente veremos en París, auguran una estética en el hombre que comienza en su cabello, sin duda, argumento que más artículos ha generado estos días en medios principalmente digitales, y donde acusan un regreso al cabello largo y rizado para acentuar dicho aspecto novelesco. Según advertía Guido Palau, director creativo de la marca Redken y uno de los peluqueros más famosos del mundo, habitual de editoriales y pasarelas, “entiendo que es extraño imaginar a un chico maniobrando con sus herramientas para lograr un volumen o unos rizos más acentuados, pero habrá que practicar en estos meses antes de la llegada de la próxima primavera porque será la estética que veremos en todos lados”.

Desfile de Etro, Prada y Gucci en Milán. D.R.

Sin embargo, parece que muchos se niegan a pensar en ese viaje el pasado como justificación de esta corriente capilar masculina y la interpretan como un regreso al ¿toque de playa? Es decir, que en realidad es un aspecto surfero, como el del modelo brasileño Marlon Teixeira (en la foto de portada), que trata de dotar de cierto aspecto canalla las propuestas tan impecablemente intelectuales que hemos visto estos días en los desfiles masculinos. Parece que tanta bondad ha generado una avalancha de dudas sobre si esta renovación de la moda masculina tendrá unos buenos resultados comerciales, aunque no olvidemos que aún hay que esperar a la primera pasarela masculina que se celebra en Nueva York el próximo 13 de julio, y que seguramente determinará si esta estética tiene continuidad más allá del charco o las influencias andróginas no conviven en armonía con la proliferación rapera y musculosa que previsiblemente elegirán los diseñadores americanos que ya han confirmado su participación junto a más de 500 compradores y medios especializados que se esperan en la Gran Manzana en apenas tres semanas.

Un vídeo publicado por Vogue Hommes (@voguehommes) el :

Valentino Spring/Summer 2016 finale. @MaisonValentino #PFW #iPhone6plus #Valentino #VogueHommes

 

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario