FIRMAS Juan Velarde

Ciudadanos cae en la trampa andaluza. Por Juan Velarde

Ciudadanos ha caído en la trampa. Tanto baile de la yenka, izquierda, izquierda, derecha, derecha, adelante, detrás, un, dos, tres y al final ha acabado por ceder en Andalucía a cambio de unas promesas de Susana Díaz de atajar la corrupción que, evidentemente, luego pueden cumplirse o no, porque ya se sabe que hay una regla de oro de prometer hasta meter y después de metido, nada de lo prometido.

El problema ya viene de raíz, desde que el señor Juan Marín, candidato del partido de Albert Rivera en Andalucía había sido un protosocialista de tomo y lomo. De hecho, fue el propio presidente de la formación quien tuvo que llamarle a capítulo por sus devaneos casi pornográficos con la presidenta en funciones a la que quiso apoyar hace ya casi dos meses.

De acuerdo que ahora el apoyo le ha salido al PSOE un poco más caro, pero no mucho más. Hay un compromiso de poner proa al marisco a los corruptos, pero por de pronto ahí sigue Chaves en su puesto a pesar de que hay más pruebas contra él que evidencias de que Judas traicionó a Jesucristo. ¿Por qué este nivel bajo de exigencia con los socialistas en Andalucía y en Madrid, sin ir más lejos, se le ha puesto a precio de oro el apoyo al PP? Sí, la corrupción, sea de A o B es igual de perniciosa, pero no es de recibo darle un cheque en blanco a los socialistas andaluces y sobreactuar en Madrid. ¿Tal vez porque en la Villa y Corte hay más atención mediática?

No sé por qué me da en la nariz que lo de Andalucía le va a salir caro al partido de Albert Rivera de cara a unas generales. En estas elecciones ha recibido mucho voto prestado del clásico elector del PP, pero éste, viendo cómo se ha chalaneado su papeleta para respaldar al régimen de los ERES y los fondos de reptiles, tal vez se piense con más detenimiento si volver a tirar a la basura su sufragio. Y no es por el apoyo al PSOE en sí, sino por no exigirle lo mismo que en Madrid han reclamado a Cristina Cifuentes. He ahí la gran diferencia.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario