FIRMAS Juan Velarde

Xavi, si te llamo imbécil, ¿estoy ejerciendo mi libertad de expresión? Por Juan Velarde

¡Qué pena Xavi Hernández! Te tenía por un gran jugador y una aún mejor persona, pero de lo segundo me tengo que desdecir. Pese a haber defendido los colores de España y haber gritado en plena Plaza de Colón de Madrid el ¡Viva España! cuando junto con el resto de tus compañeros lograste la ansiada Eurocopa, ahora vas y te pones del lado de los que el pasado 30 de mayo de 2015 montaron el numerito en el Nou Camp, empezando por ese impresentable de presidente que tenéis y que responde al nombre de Artur Mas.

Xavi, te suponía una persona inteligente, con dos dedos de frente, pero veo que me equivoqué en la apreciación. Eres otro abducido por la secta secesionista que parece tener una sucursal permanente en la sede del Barcelona. Hasta tal punto os lavan el cerebro que el que no acaba parlando catalán como si hubiese nacido allí y no en Albacete, caso de Iniesta, resulta que acaba siendo un tipo idiota y patético. A algunos, como el caso de Piqué, se les junta el catalanismo radical y la tontería. Otros, brasileños de nacimiento, acaban tan zumbados que sólo les falta hacer el mono, aunque en el caso de Alves siempre hay que mirar dos veces porque parece un verdadero chango.

Pero volviendo al caso de Xavi, hace unos días en rueda de prensa cayó la pregunta que era previsible, como la fórmula del agua en un examen de Química, es decir que qué le habían parecido los pitos a la entrada del Rey Felipe VI y durante la interpretación del himno. La respuesta de este sujeto fue que los que silbaba y abucheaban estaban haciendo uso legítimo de su libertad de expresión. Sí, este tipo que jamás puso una pega a ponerse la camiseta de España y poner el cazo para cobrar las primas para jugar con la Selección, le da la razón a los grandísimos HP que pitaron un símbolo patrio.

Pues nada, Xavi, en aras de mi derecho a la libertad de expresión, te llamaré también imbécil y mononeuronal, pero ojo, siempre en aras a esa libertad de expresión que tanto defiendes. Venga, ¿por qué irte a Qatar? Qúedate en Barcelona, sé concejal de Deportes con Ada Colau o ayuda al presidente Mas a conseguir una Cataluña libre de las cadenas españolas. Menos mal que la vida te la has ganado con el fútbol porque si llega a ser con la diplomacia, hoy serías un muerto de hambre, dicho desde el respeto y en aras a mi derecho a la libertad de expresión.

Añade un comentario

Clic aquí para publicar un comentario